Exceso de salivación en el embarazo

Consejos para prevenir el exceso de saliva de la embarazada

Las embarazadas disfrutan de una experiencia única, pero este bonito momento también supone algunas pequeñas incomodidades. Desarreglos alimentarios, de humor o dolores en ciertas partes del cuerpo son algunas de las molestias del embarazo. Un problema muy habitual entre las mujeres embarazadas es el exceso de salivación. El cuerpo produce demasiada saliva para facicilitar el desarrollo del bebé, pero puede ser una gran incomodidad y por eso ofrecemos algunos consejos para prevenirlo.

Causas de la salivación en el embarazo

Molestias del embarazo

Las hormonas segregadas por la placenta son las responsables de estos cambios y permiten el buen desarrollo de tu bebé.

Es posible que la salivación comience al sentir náuseas o bien que tragar el exceso de saliva provoque esas náuseas. Puede resultar muy molesta cuando por la noche, te dificulta el sueño. En cualquier caso, recuerda que es una molestia normal, que suele desaparecer en el segundo trimestre.

Sólo en casos extremos, si el exceso de saliva es muy abundante y se acompaña de vómitos varias veces al día, es necesario que consultes con tu obstetra o matrona.

Consejos para aliviar el exceso de salivación

1. Cepíllate los dientes con un dentífrico mentolado.

2. Realiza enjuagues bucales.

3. Mastica un chicle de menta.

También pueden resultarte útiles las medidas recomendadas para aliviar las nauseas: bebe con frecuencia pequeñas cantidades de agua, realiza cinco comidas al día poco copiosas y evita largas pausas de ayuno.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!