Riesgos laborales de la mujer embarazada

Riesgos laborales de la mujer embarazada

Toda la información sobre los diferentes riesgos que puede sufrir la mujer embarazada en el ejercicio de su trabajo y sus consecuencias.

Riesgos habituales en el trabajo:

•FÍSICOS: Choques, vibraciones, ciertos movimientos, posturas y desplazamientos, el manejo manual de cargas, el ruido, las radiaciones ionizantes y las no ionizantes, el frío y el calor extremos, la fatiga mental y la fatiga física. Odontólogas y trabajadoras del sector industrial son los puestos que mejor ilustran este tipo de riesgos.

•BIOLÓGICOS: Destaca el riesgo de infección por virus de la hepatitis B, citomegalovirus, rubéola, toxoplasmosis, herpes y sífilis. Los profesionales del sector sanitario y veterinario, o mujeres que se dedican al cuidado de niños están expuestas a estos riesgos.

QUÍMICOS: Fármacos para el tratamiento del cáncer y sustancias como el arsénico, el benceno, carbarilo, mercurio orgánico, dietilestilbestrol, gases anestésicos, hidrocarburos clorados, monóxido de carbono, plaguicidas organofosforados, sulfóxido de dimetilo, así como diversos disolventes, barnices, pinturas, metales y otros tóxicos están recogidos en la bibliografía médica como sustancias de alto riesgo para la embarazada. En las ocupaciones agrícolas, profesiones sanitarias y artesanales es donde se acumula mayor riesgo.

AMBIENTALES: Afecta a quienes trabajan en ambientes laborales con atmósferas modificadas (como las azafatas) pero sobre todo a las que realizan horarios nocturnos o rotatorios. En estos casos, y siempre que sea posible, se trasladará a la embarazada al turno de día.

PSICOSOCIALES: Entre estos riesgos destaca el trabajar con mucho estrés laboral y durante largas horas o en soledad.

ERGONÓMICOS: Trabajar siempre de pie, siempre sentada o en posturas forzadas.

Consecuencias ante los riesgos laborales

Estos riesgos tienen varias consecuencias y son consecuencias graves como las que comentamos a continuación:

  1. Riesgo de aborto precoz y tardío
  2. Riesgo de Parto pretérmino
  3. Riesgo de bajo peso al nacer
  4. Riesgo de múltiples malformaciones fetales
  5. Riesgo de alteración en el estado se de salud materna.
  6. Riesgo de muerte fetal

¿A quién se puede consultar?

Cualquier mujer embarazada que sospeche que su situación laboral es perjudicial para su salud o la del feto debería consultar a su médico, que determinará si precisa una baja laboral temporal o incapacidad laboral transitoria durante la gestación.

  1. El médico de familia tomará esta decisión si la causa es médica, como una lumbalgia o ciática, molestias habituales durante el embarazo.
  2. El ginecólogo determinará una baja laboral si observa una causa obstétrica, como sangrado durante el embarazo o riesgo de parto prematuro.
  3. El médico del trabajo o de la unidad de salud laboral de la empresa -aunque no suele ser el médico protagonista en la gestación- determinará en mujeres que trabajan en profesiones de riesgo, como la industria química o exposiciones a agentes nocivos, si precisan una baja laboral o cambiar de departamento mientras se prolongue la gestación.

Teresa de Lope Contreras. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Esclerosis sistémica

    Esclerosis sistémica

  • Anemia y embarazo

    ¿Es normal tener anemia en el embarazo?

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Enfermedad vascular cerebral

    Enfermedad vascular cerebral

  • Endoscopia terapéutica

    Endoscopia terapéutica

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!