Molestias del embarazo: dudas íntimas

Si necesitas resolver cualquier duda sobre tu embarazo y los cambios que se desarrollan en tu cuerpo, debes acudir a tu ginecólogo o matrona. Pero tal vez haya dudas más “íntimas” sobre las molestias de tu embarazo que no te atrevas a preguntar por pudor. Aquí tratamos de resolver algunas.

“¿Es posible reducir la producción de gases?”
El aumento de la producción de gases que experimenta el cuerpo de la mujer durante el embarazo se debe al desplazamiento del estómago provocado por el útero al crecer. De esta forma los gases se acumulan en el intestino, provocando hinchazón y en algunos casos incluso dolor. Para evitarlos, hay tres claves: reducir la ingesta de alimentos que produzcan gases (coliflor, repollo, legumbres), así como los hidratos de carbono, los fritos, las especias, el picante y los refrescos gasificados; masticar mucho y despacio cada porción y pasear durante unos minutos tras cada comida; y tomar infusiones que ayuden a reducir esta molestia, como las de hinojo, anís, menta o comino.

¿Cómo puedo disminuir la sudoración?”
El aumento de la sudoración se produce como un mecanismo regulador de la temperatura corporal de la embarazada; con la gestación aumenta el riego sanguíneo, con el riego sanguíneo la temperatura corporal, y el sudor se produce para regular este aumento de la temperatura. Para tratar de disminuir la sudoración puedes contribuir a regular tu temperatura corporal bebiendo mucha agua, y para sentirte menos incómoda puedes usar prendas que permitan la transpiración –como el algodón- y crema hidratante en aquellas zonas donde se produzca roce por los pliegues de la piel. Para la higiene, nada mejor que el jabón neutro y refrescarse con duchas, en las que no se usará jabón –no hay que abusar-, durante el verano.

”¿Puedo evitar la pérdida de orina?”
Notarás cada vez ganas de orinar más frecuentes, a pesar de que luego la micción sea muy corta, a medida que avance tu embarazo. Esto sucede por la presión del útero sobre la vejiga y la relajación de los músculos pélvicos provocada por la hormona progesterona, haciendo posible incluso, que se den episodios de pérdidas leves al realizar algún esfuerzo con los músculos de la zona del vientre, como estornudar, toser y reír. Para evitarlo en la medida de lo posible, trata de orinar con frecuencia y realiza ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, los llamados ejercicios de Kegel.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Esclerosis sistémica

    Esclerosis sistémica

  • Anemia y embarazo

    ¿Es normal tener anemia en el embarazo?

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Enfermedad vascular cerebral

    Enfermedad vascular cerebral

  • Endoscopia terapéutica

    Endoscopia terapéutica

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!