Lupus y embarazo

Lupus y embarazo

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad del sistema inmunológico de causa desconocida.

Cuando se padece lupus, el sistema inmune ataca a las células y tejidos sanos por error, causando daños en las articulaciones, la piel, los vasos sanguíneos y ciertos órganos. Los síntomas más comunes del lupus son: dolor e inflamación en las articulaciones, dolores musculares, fatiga extrema y debilidad, fiebre, y erupciones cutáneas.

Actualmente, es una enfermedad incurable. Una vez diagnosticada, un seguimiento y tratamiento adecuados pueden permitir una expectativa de vida normal. En el caso de presentar lupus, es recomendable buscar el embarazo cuando la enfermedad se encuentra en fase de remisión.

Una vez diagnosticado el embarazo, el obstetra realizará un estrecho seguimiento  en la consulta de alto riesgo del hospital de referencia. El objetivo es disminuir el riesgo de padecer complicaciones: brote lúpico (fase de exacerbación de la enfermedad), preeclampsia (hipertensión arterial del embarazo) y amenaza de parto prematuro.

Es posible que el bebé presente lupus neonatal después del nacimiento debido al paso de anticuerpos maternos a través de la placenta. En la mayoría de los casos, sus síntomas desaparecen entre los 3 y los 6 meses de vida sin dejar ningún tipo de secuela.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Esclerosis sistémica

    Esclerosis sistémica

  • Anemia y embarazo

    ¿Es normal tener anemia en el embarazo?

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Enfermedad vascular cerebral

    Enfermedad vascular cerebral

  • Endoscopia terapéutica

    Endoscopia terapéutica

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!