Alteraciones del cordón umbilical

Anomalías relacionadas con el cordón umbilical

El cordón umbilical es el nexo de unión entre la madre y el bebé. Está formado por dos arterias y una vena, envueltas por una sustancia gelatinosa llamada gelatina de Wharton.

Su longitud aproximada es de 50 a 70 cm. A través del cordón umbilical, el bebé recibe oxígeno y sustancias nutritivas

alteraciones cordon umbilical

Entre las alteraciones del cordón umbilical, destacan:

Nudo. Cuando el cordón el largo, puede producirse un lazo como consecuencia de los movimientos del bebé. Generalmente, es bien tolerado por el bebé porque se mantiene flojo.

Circular o vuelta. De la misma forma, si el cordón es largo, los movimientos del bebé pueden llevar a que se enrolle alrededor del cuello o las extremidades. Es la alteración del cordón más frecuente; durante el parto, puede alterar el trazado de la frecuencia cardiaca del bebé.

Cordón corto. La disminución de la longitud de cordón puede retardar la expulsión del bebé o provocar otras complicaciones (su propia rotura).

Prolapso. Salida del cordón por delante de la presentación del bebé (cabeza, nalgas u hombro). La rotura violenta de la bolsa de las aguas puede producir una salida brusca de líquido amniótico arrastrando consigo al cordón.

Arteria umbilical única. En vez de tener dos arterias y una vena, el cordón tiene una arteria y una vena. En la mayoría de los casos se trata de un hallazgo aislado, pero en ocasiones, esta anomalía se asocia con otras malformaciones congénitas.

Un adecuado seguimiento del embarazo permitirá detectar algunas de las alteraciones mencionadas. Recuerda que si no percibes los movimientos del bebé o rompes la bolsa del las aguas, debes acudir a tu hospital de referencia.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Esclerosis sistémica

    Esclerosis sistémica

  • Anemia y embarazo

    ¿Es normal tener anemia en el embarazo?

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Enfermedad vascular cerebral

    Enfermedad vascular cerebral

  • Endoscopia terapéutica

    Endoscopia terapéutica

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!