Pautas para desarrollar los hábitos de cortesía en los niños

Las palabras mágicas y la educación de calidad. Niños respetuosos.

Muchas veces l@s niñ@s escuchan: “Debes ser educad@”, pero… ¿qué significa? La educación habla de la manera de comportarnos con los demás y en público; si somos educados, mostraremos amabilidad y respetaremos a las personas conocidas y desconocidas. La educación se caracteriza por los buenos modales  y el seguimiento de unas normas que facilitan la convivencia con los que nos rodean.

 

Cuando aparece “la buena educación” se acompaña de sus amigas “las palabras mágicas”…;  si las incorporamos al vocabulario todo será más fácil:

  • Daremos “las gracias” cuando alguna persona nos ayuda o nos hace un regalo…
  • Nos sentiremos mejor al decir “perdón” o “lo siento” si molestamos a alguien.
  • Encontraremos ayuda en una situación difícil si decimos “por favor

Escuchar unos “buenos días”, “gracias”, “perdón” y  “por favor” de un/a niño/a cambia la percepción que se tiene sobre él o ella y provoca un aumento de nivel socializador y una mejor adaptación al entorno que nos rodea. Además estos niños interactúan más eficazmente con sus iguales, llegando a una mejora de las relaciones y a una beneficiosa inclusión en el contexto social cotidiano.

Capacidades a desarrollar y hábitos de cortesía en las primeras edades 

EDAD

TIENE CAPACIDAD PARA:

NOSOTROS, ¿CÓMO ACTUAR?

30-32 meses

Decir “gracias”, “por favor”, “perdón”…

Utilizaremos estas palabras en voz alta siempre que sean necesarias para dar buen ejemplo

36 meses

Saludar a familiares y a personas conocidas

Decir “buenos días” y “adiós” en las rutinas cotidianas para incorporar estas palabras a su lenguaje

4 años

Agradecer detalles y acciones

Expresar nuestro agradecimiento con caricias o detalles personalizados y creados “a su manera”

5 -6 años

Saludos formales, responder a llamadas telefónicas

Escenificar situaciones diversas relacionadas con las acciones anteriores a modo de juego

 

¿Qué significa "ser educad@"? 

El concepto de lo que es “la buena educación” ha variado a través del tiempo en nuestra sociedad y como es lógico también es diferente según las distintas culturas y edades de las personas, diferencias estas que conviene respetar y comprender; pero siempre debería suponer una forma de mostrar respeto hacia todos los demás, afines o no, haciendo más fácil, digna y agradable  la convivencia.

Desde la escuela, la maestra puede ayudar estimulando los buenos modales mediante la dramatización de situaciones cotidianas y la forma de comportarse en situaciones conflictivas.

También mediante las visitas de determinadas personas según los actos programados para las diversas celebraciones durante el curso escolar, los alumnos mostrarán su agradecimiento y cooperación practicando los buenos modales.

Recomendación para nuestr@s hij@s

Pero ¡cuidado!, es importante no olvidar “ser educados” todos los días, con todas las personas y en todas nuestras tareas diarias: en la mesa, en el autobús, en el aseo… porque no vale solamente ser educados cuando nos lo recuerden o en ocasiones especiales.

Algunos niños se comportan con mala educación, se ríen de los demás y no tienen en cuenta sus sentimientos, hacen trampas continuamente, no esperan su turno en la fila, dan empujones, se apropian de aquellas cosas que no son suyas sin permiso… al final se sienten solos y apartados porque no son capaces de respetar las normas elementales de convivencia. 

Recomendaciones para padres y madres

  1. La mejor forma de enseñar las palabras mágicas es “predicando” con el ejemplo e  incluirlas en tus conversaciones diarias con la familia, los vecinos, los amigos…
  2. Tener paciencia y repetir las palabras en los momentos oportunos para que su uso se convierta en un hábito.
  3. No forzar el aprendizaje o forzar a que el niño salude si siente vergüenza.
  4. Explicar los efectos positivos de ser corteses (alegrar a otras personas…)

Ana Roa, pedagoga y  psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com/

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!