Cómo enseñar a los niños buenos modales en la mesa

Trucos y consejos para que adquiera las normas básicas de educación.

Podemos definir los buenos modales en la mesa como aquellas normas de conducta que contribuyen a mantener un buen clima en la mesa y a respetar a los demás.

Los niños pueden aprender a comportarse en la mesa de manera adecuada, respetar los alimentos y valorar el privilegio que tenemos al poder comer todos los días disfrutando de una comida apetitosa. Podemos trabajar con nuestros hijos los buenos modales en la mesa partiendo de las siguientes preguntas: 

  • ¿Cómo te sientes cuando una persona que come a tu lado se comporta con poca educación?
  • ¿Cómo te sientes cuando una persona que come a tu lado se comporta con educación (limpieza en la mesa, disposición para servir las bebidas)?
  • ¿Crees que es necesario solamente cumplir las normas en algunas ocasiones?

Comenzaremos con unas normas educativas básicas:

  1. Lavarse las manos antes de las comidas.
  2. Sentarse con la espalda recta.
  3. No colocar los codos sobre la mesa.
  4. Colocarse la servilleta de manera adecuada sobre nuestro regazo.
  5. Tomar la comida completa antes de repetir.
  6. Colocarse correctamente aprovechando los espacios y sillas libres.
  7. Arrimarse a la mesa con cuidado, sin arrastrar con fuerza la silla.
  8. Servir la bebida antes de empezar.
  9. Ayudar a poner la mesa y también ofrecerse para recogerla al final.
  10. No comenzar hasta que todas las personas que están con nosotros tengan su plato servido.
  11. Si hay aperitivos, no coger el primero, esperar a que los demás escojan antes.
  12. No coger el último aperitivo que queda en una bandeja sin ofrecérselo a alguien.
  13. Masticar con la boca cerrada y no hablar con la boca llena.
  14. No hacer ruido al masticar.
  15. No sorber la sopa.
  16. No jugar con los cubiertos.
  17. No empujar con los dedos, sino con un trocito de pan. 

Una vez que interiorizadas las pautas anteriores, ya podemos entrar a trabajar con un nivel más alto de exigencia los buenos modales en la mesa.

 Guía que para compartir con los niños:

Durante la hora de comer:

  • Postura correcta en el asiento, sin balancearnos.
  • No levantarse durante la comida sin permiso.
  • No cambiarse de sitio una vez iniciado el almuerzo.
  • Masticar bien los alimentos.
  • No hablar con la boca llena.
  • Limpiar la boca cada vez que vayamos a beber y al terminar de comer.
  • Levantar la mano si nos falta algo y pedirlo al personal de servicio con educación.
  • Utilizar los cubiertos de manera adecuada y no jugar con ellos.
  • Hablar poco y en tono suave.
  • Comer lo que está servido en el plato y no pedir más hasta que lo termines.
  • Cuando la fruta sea de zumo, no hacerlo; cortarla y tomarla en gajos.
  • Utilizar el pan como acompañamiento.
  • Seguir la secuencia correcta (primer plato, segundo plato y postre)
  • Comer a buen ritmo, no perder tiempo 

No obstante, los buenos modales en la mesa pueden variar de una familia a otra, de una cultura a otra, del nivel de confianza que tengamos con nuestros comensales y del tipo de celebración al que asistamos  

Después de comer:

  • No recoger la bandeja hasta terminar el último bocado.
  • Esperar a los compañeros fuera del comedor.
  • Colocar bien el asiento y dejar el sitio limpio.
  • Lavarse las manos y los dientes.

Cuando estamos con invitados:

  • Preguntar en qué sitio es conveniente colocarse, no sentarse libremente.
  • Acercar el asiento a la mesa con cuidado y sin arrastrar.
  • Colocar la servilleta sobre las piernas.
  • Dar las gracias cuando nos sirvan la comida.
  • Si te sirves tú coloca el plato cerca de la fuente para no derramar la comida.
  • Si te sirves tú no te pongas demasiado, es preferible que repitas después de que se hayan servido todos.
  • No comenzar a comer hasta que estén todos servidos.
  • Comentar qué tal está la comida, si es apetitosa…
  • Adaptarse al ritmo de los comensales, no es conveniente correr mucho y terminar el primero, pero tampoco el último.
  • Colaborar en la recogida de la mesa con todos.
  • Comer un poquito de todo aunque no agrade. 

Los buenos modales:

  • Tranquilizan a la gente.
  • Impresionan a la gente.
  • Es un modo de respetarse a sí mismo.
  • Si los tienes gustarás más a la gente.
  • Son atractivos y te hacen sentir bien.
  • Hacen que los demás se sientan bien.
  • Del modo como actúas te tratarán a ti.
  • Si nadie fuera educado el mundo sería un caos. 

Extraído del libro ¡Qué maleducado! J. Parker. Ediciones Palabra

Consejos sobre los buenos modales que podemos pedir a nuestros hijos:

  1. Sentido común. Es importante  recordar que son niños y por ello descartar unos modales demasiado rígido.
  2. Los modales deben estar de acuerdo con la edad del niño/a. Empezaremos por modales básicos y poco a poco introduciremos nuevos modales.
  3. Comenzar por los modales más básicos y luego ir introduciendo los demás de forma progresiva y no de golpe.

Ana Roa, pedagoga y  psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com/

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!