Cómo saber si les das demasiados regalos a tus hijos

¿Son tus hijos niños hiperregalados?

La Navidad es una época mágica, los Reyes y Papá Noel conceden todo y no tienen limitaciones… ¿qué hacemos? 

Encontramos testimonios de familias que nos cuentan: “Había para él/ella una cantidad ingente de regalos. Pasó que cuando llevaba siete u ocho abiertos, dijo que no tenía ganas de abrir más". Estos días muchos niños se despiertan para abrir un paquete tras otro aún en pijama y van de peregrinaje por distintas casas recibiendo más y más… vuelven con tantos regalos que ni siquiera recuerdan bien todo lo que han recibido y en qué casa… ¡nunca es suficiente!

Ante un aluvión de regalos los niños pierden la perspectiva y se descentran, su proceso madurativo personal puede resentirse pues valorarán muy poco lo que tienen y la tolerancia a la frustración será  cada vez menor.

Elegir un juguete para los niños es una decisión costosa porque los quieren todos y… ¡hay tantos! Con tantas opciones empiezan a confeccionar su lista de regalos para Papá Noel o para los Reyes Magos y, a veces, se convierte en interminable…. Sus deseos parecen no tener límite, diríamos que nunca llegamos al fin.   

Cuando las posibilidades son infinitas es necesario que aprendan a controlar los deseos y puedan elegir libremente. ¿Cómo ayudarles?, ¿cómo aminorar ese continuo “¡me lo pido!”? A los niños les facilitamos sus elecciones si reducimos la larga lista de posibilidades. En los catálogos de juguetes podemos marcar una serie de páginas para ellos acordes a su edad o a sus gustos descartando el resto. Aprender a desear o a pedir lo conveniente es muy complicado en un mundo consumista, es muy recomendable elaborar una lista que combine caprichos con regalos didácticos, teniendo en cuenta que cada juguete está, en principio, diseñado para una franja determinada de edad.

Podemos ayudar a nuestros hijos reflexionando con ellos para elegir los próximos juguetes y empezar a escribir la carta a los Reyes Magos de forma conjunta, aprovechando esos momentos para  negociar con ellos y ayudarles a comprender que no pueden pedir todo lo que se les antoja porque elegirían juguetes que  posiblemente no son los más adecuados. Aunque los Reyes Magos sean mágicos no pueden traerlo todo y no pueden cumplir la lista de la carta a rajatabla como si fuera la de la compra. Es importante que nos demos cuenta que la sociedad en el futuro no les va poder dar todo, no va a cubrir siempre sus expectativas como ahora nosotros y cuando obtengan negativas van a entrar en un conflicto.

“Es importante que aprendan a diferenciar entre lo que les gusta y lo que realmente quieren y les beneficia”


Es en estas fechas en las que los niños reciben el grueso de todos los regalos que les llegarán en el año. Según el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, José Antonio Pastor, "entre el 70 y 75% del consumo de juguetes se concentra en la campaña de Navidad". Pastor destaca la gran diferencia entre los ocho juguetes de media que recibe un niño español al año, concentrados en el periodo navideño, y los 30 que puede recibir un niño en el Reino Unido. "Teniendo pocos para todo el año, tienen muchos para una única noche. Y con eso les hacemos un flaco favor".  Según el presidente de la patronal juguetera, es algo vinculado al concepto de juguete como regalo que se maneja en este país, "el juguete pierde su papel de facilitador del juego del niño, para ser solo un regalo de Navidad".   

Encontramos hogares que lo tienen limitado a un máximo de cuatro regalos. Uno está relacionado con la práctica deportiva, otro tiene que ser solidario, lo que piden irá donado. Cuando son muy pequeñitos se les puede explicar que se pide un favor a los reyes: “que le entreguen un  juguete a un niño que no tiene nuestra suerte” También el regalo puede estar relacionado con una actividad familiar, algo que no es material y es una sorpresa. Y por último siempre hay algún libro…

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com

 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!