Rabietas infantiles a la hora de dormir: ¿cómo manejarlas?

Consejos para manejar los berrinches nocturnos de tus hijos

Mientras que algunos niños tienen berrinches frecuentes, otros solo muestran este tipo de comportamiento en raras ocasiones. La realidad es que tienen rabietas cuando están cansados, incómodos, frustrados o hambrientos. Pueden suceder a cualquier hora del día pero, en algunos casos, la noche es el desencadenante. Te aportamos una serie de consejos para manejar las rabietas infantiles a la hora de dormir.  

¿Por qué algunos niños lloran y gritan a la hora de dormir?

Rabietas a la hora de ir a dormir 

Cuando son pequeños los niños aprenden a expresar sus emociones de distintas maneras. Sin embargo, en ese proceso, puede que no sepan cómo transmitir claramente lo que sienten, bien sea miedo, cansancio o frustración, que en definitiva, son las causas más comunes de las rabietas infantiles. 

Si bien, un berrinche en el parque o durante el paseo puede ser frustrante, cuando sucede a la hora de dormir lo es aun más. Y es que, a esa hora padres e hijos están realmente agotados y esas rabietas pueden afectar al sueño de los pequeños y de los mayores, que además ya no tienen tanta paciencia al finalizar el día. 

Ver +: Lo que debes hacer y lo que no ante una rabieta

Saber por qué el niño llora, grita o tiene una pataleta a la hora de acostarse puede ayudarte a resolver su problema y hacer que se acueste lo antes posible. Aquí hay algunas razones probables suelen darse las rabietas infantiles a la hora de dormir: 

MIedos: muchos niños sienten temor a la oscuridad, a lo desconocido, a estar solos en la habitación o a la separación con sus padres. 

Cansancio: si el niño no ha descansado bien durante el día, habrá acumulado agotamiento y este puede salir en forma de berrinche por la noche. 

Enfermedad: es una de las razones más comunes por las que su hijo puede montar un berrinche durante la hora de dormir. Los niños pequeños generalmente no saben cómo reaccionar cuando no se sienten bien.

Escasa actividad: si tu hijo está menos cansado o no ha tenido suficiente actividad física, es posible que se niegue a irse a la cama a tiempo o que tenga una rabieta.

Hambre o sed: si tu bebé tiene hambre o sed y no sabe expresarlo bien, es posible que llore durante la hora de dormir.

Cómo lidiar con las rabietas del niño a la hora de dormir

Estos consejos pueden ayudarte a controlar las rabietas de tu hijo antes de ir a dormir: 

1. Establece una rutina para la hora de dormir

Los niños necesitan las rutinas, les hacen sentir seguros y además pueden anticiparse a lo que va a ocurrir, no les pilla de sorpresa. Es importante, por lo tanto, que acuestes al niño cada día a la misma hora y sigas el mismo ritual. En este sentido, puedes acompañarle a la cama, taparle, decirle unas palabras bonitas, darle un beso y desearle buenas noches. Te recomendamos que lo hagas todo en el mismo orden y además utilices un tono cariñoso y positivo. 

2. Revisa las actividades que hace el niño antes de ir a dormir

Mantén una coherencia en lo que se supone que su niño debe hacer o no hacer antes de la hora de dormir. La hora previa a la hora de acostarse de su niño es crucial para su sueño nocturno. No se recomienda complacerlos con dispositivos u otras actividades de distracción. Tampoco es recomendable que jueguen a algo que les mantenga activos como juegos de cosquillas, de correr por la casa, etc. Leerles un cuento o escuchar música relajante es una excelente manera de acostarlos.

3. Da opciones a tu hijo a la hora de acostarse

Deja que escoja el pijama que desea llevar a la cama, el cuento a leer o el muñeco que desea llevarse a la cama. Se trata de complacer esos pequeños deseos que le harán alejar la frustración. 

4. Crea una tabla de recompensas

Una de las mejores formas de inculcar buenos hábitos en tu hijo es recompensarlo cuando se porta bien. Un buen hábito que puede enseñarles es acostarse temprano y levantarse temprano. Puede hacer que se relajen por la noche creando una tabla de recompensas. Recompense a su hijo cada vez que se acueste a tiempo. Esto actúa como un refuerzo positivo y es más probable que también sean madrugadores. Además, esto podría ayudar a reducir sus rabietas antes de acostarse.

Preguntas frecuentes las rabietas nocturnas de los niños

¿Qué hago cuando mi hijo comience a llorar y a gritar?

Has de hablarle con voz calmada, intenta que no te transmita su ansiedad e irritación para que la situación no se desborde. Abrázale y tranquilízale. Cántale una canción dulce o susurra palabras de calma para que se vaya relajando. Cuando ya no llore, déjale en la cama con las palabras que suelas decirle de buenas noches y recuérdale que no va a pasar nada porque tú estás con él. 

¿Necesito reducir las siestas diurnas de mi niño?

A medida que el niño crezca, comenzará a realizar menos siestas y, una vez que cumpla cinco años, es posible que deje de hacerlas por completo. En la mayoría de los casos, no sería necesario reducir el tiempo de siesta de su niño pequeño, ya que deja de hacerlo por sí mismo. Sin embargo, debes intentar que la última siesta no esté muy pegada a la hora de dormir. Ajusta la rutina de la hora de acostarse del niño de manera que duerma lo necesario. Trata de averiguar qué funciona mejor para tu hijo.

La cantidad de sueño que necesita su niño depende de su edad. Mientras que los recién nacidos pasan la mayor parte del día durmiendo, el tiempo de sueño y la siesta se reducen a medida que crecen. Dormir y tomar siestas son esenciales para los niños, ya que ayudan a que su cerebro crezca, establezcan más conexiones y consoliden lo que han visto y aprendido durante el día.

¿Es normal que mi hijo tenga rabietas por la noche?

Es muy normal que un niño pueda tener una rabieta antes de acostarse, pero si sucede cada noche, durante varios días, intenta identificar cuál es la causa por la que inicia estos llantos. En caso de ser miedo, habrás de tratar el problema per sé para que pueda ir a la cama tranquilo. 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!