Método de la rosa y la espina para saber cómo se siente tu hijo

Un sistema sencillo para saber cómo le va a tu hijo en el colegio

¿A tus hijos les cuesta comunicarse?, ¿Es difícil saber cómo les va en el colegio, si están contentos, agobiados, tristes o tienen algún conflicto? En muchas ocasiones, realizar un batallón de preguntas, una detrás de otra, sobre su día en la escuela, no es la mejor manera de obtener información. De hecho, probablemente solo obtengamos "síes" y "noes". 

Si crees que tu hijo puede estar atravesando un mal momento y no consigues obtener respuestas, te proponemos realizar el método de la rosa y la espina. Es un método que no solo ayuda a saber cómo le va al niño o a la niña en la escuela, sino que además nos ayuda a saber cómo se siente, a comprender sus emociones y a conocer más sobre su día a día.

Pero además, el método de la rosa y la espina también se puede llevar a cabo en el colegio ya que fomenta la reflexión, el análisis y el pensamiento.

¿Qué es el método de la rosa y la espina?

 Método de la rosa y la espina para hablar con tus hijos

Para favorecer el diálogo y establecer una conversación en la que realmente se puedan intercambiar ideas o conocer los sentiemientos y emociones reales por las que atraviesa un niño o una niña, puedes poner en práctica el método de la rosa y la espina.

Es válido para realizar en casa, o también se puede llevar a cabo en el colegio con los alumnos. Este sistema les ayuda a descifrar sus sentimientos, a concretar lo que les gusta y lo que no, lo que les hace sentir bien y lo que les pone tristes. 

Y es que, en ocasiones, los niños no saben relatar bien sus experiencias, quizás sean introvertidos y no hablen de los conflictos que pueden tener o simplemente, no conectan con el tercer grado que solemos hacer muchas veces los padres. 

Este método es realmente sencillo, lo puedes llevar a cabo cada día y, de esta manera, podrás conocer mejor cómo se siente tu hijo en el colegio, en casa, con sus amigos...

Cómo realizar el método de la rosa y la espina en casa

Para hablar con tus hijos es importante encontrar el momento adecuado. En esos momentos en los que están viendo sus dibujos favoritos o jugando entretenidos, será complicado que nos presten total atención.

Es por ello que, antes de dormir, es un momemto ideal para poner en práctica el método de la rosa y la espina. Es muy sencillo: 

Cada noche, solo has de realizar estas dos preguntas: 

¿Cuál ha sido tu rosa de hoy? Explícale que la rosa es ese momento más divertido o bueno que ha tenido en el día. Es más sencillo si le pones ejemplos. Dentro de la rosa entran situaciones como hacer las paces con un amigo, reírse mucho en clase con un chiste del profe, ganar en un juego con los compañeros... Se trata de ese momento que le ha hecho sentir bien.

¿Cuál ha sido tu espina de hoy? La espina es esa situación que ha vivido y que le ha hecho sentir triste, enfadado, contrariado... De igual manera, puedes poner ejemplos. Dentro de la espina entran situaciones como, haber sido regañado en clase por charlar con el compañero, que unos amigos no hayan querido jugar con él, no haber salido al patio a jugar por estar lloviando... Se trata de ese momento que le ha gustado menos del día.

Consejo: para poner en práctica el método de la rosa y la espina, es importante que tú mismo participes y no solo seas un receptor de la información de tu hijo. De hecho, puedes abrir fuego explicándole cuál ha sido tu rosa y tu espina de hoy. Así comprenderá mejor cuando comencéis a realizar esta práctica qué tipo de cosas pueden ser destacables en un día, tanto para bien, como para mal.

Cómo realizar el método de la rosa y la espina en el colegio

El sistema de la rosa y la espina también se pueden poner en práctica en el colegio con los alumnos. Se trata de iniciar un momento de reflexión entre los estudiantes para romper la rutina de la clase. Este sistema favorece el pensamiento y el análisis. 

- En este punto, puedes dar un minuto a tus alumnos para sentarse en silencio y reflexionar sobre su rosa y su espina.

- A continuación da a los chicos y chicas entre 5 y 10 minutos para anotar esas ideas en un folio.

- Una vez realizado el texto, comparte tu propia rosa y espina. 

- Pide a tus alumnos que, compartan con los demás, siempre motu proprio sus reflexionen.

En caso de que no quieran hablar en público sobre esas situaciones, puedes pedirles que reflexionen en voz alta sobre la actividad en sí. Pregúntales qué les ha parecido, que analicen qué situaciones les hacen sentir bien y cuáles les molestan o les hacen sentir tristes. 

Consejo: no presiones a tus alumnos. Cuando se trata de emociones, es preferible dejar que hablen con libertad o no lo hagan si no desean hacerlo.


Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!