Guía de uso del grupo de WhatsApp de padres del colegio... de forma correcta

Lo que debes y no debes hacer si estás dentro del grupo de WthatsApp de padres

El grupo de WhatsApp de padres surge al calor de las nuevas tecnologías y como excusa ante la necesidad de estar al día de las tareas y deberes que han de hacer los niños, así como próximas excursiones, notificaciones del AMPA, etc. Sin embargo, es más que frecuente que muchos chats acaben convertidos en un foro donde se reenvían memes y bromas, se critica al profesor o algún sistema de gestión del colegio o para intercambiar opiniones. 

Si bien es cierto que generaciones de estudiantes hemos sobrevivido sin que nuestros padres gestionen y supervisen nuestros deberes, el grupo de WhatsApp de padres puede ser una herramienta útil si se gestiona correctamente. Te proponemos unas normas de uso de estos grupos de padres para sacarle el máximo partido y evitar conflictos.

Cómo usar el grupo de WhatsApp de padres de forma adecuada

Grupo de WhatsApp de padres, ¿cómo gestionarlo?

Si formas o has formado parte de algún gruo de WhatsApp de padres, es más que posible que hayas asistido a algún coflicto entre padres o hayas presenciado como se critica abiertamente los métodos de algún profesor. En este punto, si no quieres abandonar el grupo pero no quieres caer en los clásicos errores de los que te puedas arrepentir más adelante, te invitamos a seguir estas reglas de uso: 

Usa el WhatsApp solo para comunicaciones importantes

Si tu hijo no ha ido al colegio porque está enfermo y necesitas saber qué deberesha puesto el profesor, el grupo puede serte de mucha utilidad. También si en algún momento, tu hijo no ha apuntado bien la página de un ejercicio o no sabe cuándo ha de entregar un trabajo. Para estas pequeñas dudas, puede resultarte cómodo tener el grupo. También puedes enterarte de los comunicados que dé el colegio o el AMPA, ya que, en muchos casos, la información se lanza a través de estos grupos de WhatsApp.

Lo que no se debe consultar: si tu hijo olvida todos los días apuntar los deberes y tú acudes, cual secretaria, al grupo para que algún alma caritativa te los avance, no le haces ningún favor a tu hijo. El olvido continuo y la falta de responsabilidad a la hora de afrontar las tareas escolares es algo que no se va a arreglar si acudes a solucionarle el problema todos los días. En estos casos, conviene que sea él quien llame personalmente a algún compañero para que le aclare cuál es la tarea. Verás como, si lo tiene que hacer él día tras día, estará más pendiente de apuntar bien los deberes.

Evita expresar tus ideas u opiniones

Las comunicaciones escritas, no solo quedan para siempre, sino que pueden no ser entendidas o expresadas adecuadamente. Esto lleva a que los demás participantes, o no comprendan tu punto de vista o hayan entendido lo opuesto de lo que querías decir. Además, has de tener en cuenta que en un grupo de WhatsApp de padres hay personas con distintas creencias, ideas, nacionalidades, costumbres, etc. Y, es fácil que, si se utiliza para opinar o criticar, surja un conflicto que sea incómodo para ti, y para el resto de padres presentes en el grupo. 

Lo que nunca debes hacer: perder los papeles, atacar, ser intoleranteo utilizar un lenguaje amenazante por WhatsApp no solo te hará quedar en mal lugar, sino que además, tu hijo también puede verse afectado por este tipo de conductas. 

No es un foro para criticar al profesor

Si estás absolutamente en contra de los métodos del maestro, si crees que manda demasiados deberes, si piensas que es muy laxo con los niños o demasiado autoritario... sea cual fuere la opinión que tienes del profesor, guárdala para tu entorno más cercano (y nunca delante del niño). Los veinte o treinta padres y madres que están en el grupo pueden tener una opinión distinta a la tuya o incluso si tienen la misma, el grupo habría perdido su utilidad para convertirse en un lugar tóxico, un entorno de crítica. 

Lo que debes hacer: si no estás de acuerdo con el profesor, pide una cita y habla con él sobre la cuestión que te preocupe. Lanzar críticas en un grupo de WhatsApp soluciona poco y crea una atmósfera negativa.

Coopera con otros padres

Los grupos de padres de WhatsApp pueden ser herramientas útiles, pero solo si los miembros acuerdan sus objetivos y trabajan juntos para alcanzarlos. Por lo tanto, si deseas que funcionen bien, es importante que haya un objetivo común y que este sea por el bien de todos. Por ejemplo, transmitir las informaciones que se dan en las reuniones trimestrales para aquellos padres que no puedan acudir por motivos de trabajo. De esta manera, si tú puedes acudir a reuniones grupales, puedes colaborar para que esa información llegue a quien tiene una agenda más ocupada o viceversa.

El grupo de WhatsApp no es un sustituto de las reuniones con los maestros

Si hablas con otros padres todos los días a través del grupo de WhatsApp, es fácil sentir que estás involucrado en la educación de tu hijo. Pero la forma más efectiva de participar en este proceso es tener reuniones de padres y maestros. Los grupos de chat nunca pueden sustituir a estas reuniones.

Lo que debes hacer: siempre que puedas solicita una reunión con los educadores de tu hijo. De esta manera, podrá conocerlos y saber qué cosas puede hacer para ayudar a la educación de sus hijos. Además, tendrás una impresión personal sobre el profesor, evitando dejarte llevar por las opiniones de los demás.

Regañar a otros padres o criticar a algún niño

Los niños tienen conflictos en el colegio, pasan muchas horas y, pueden regañar o tener alguna confrontación. Si es el caso, lanzar acusaciones en un grupo de WhatsApp no tiene sentido alguno, solo crea etiquetas para niños que quizás, no hayan hecho nada malo. En caso de creer que tu hijo está teniendo algún problema con otro niño, debes acudir en primer término a su profesora, quien te podrá aclarar si la queja es con razón o no hay motivo alguno de preocupación. Será la profesora quien pueda gestionar esa situación tanto con los padres, como con los niños.

Lo que debes evitar: nunca se ha de criticar a otros niños delante de otros padres en los grupos de WhatsApp. Marcar a un niño de "agresivo", "bruto", "charlatán", "llorón", "quejica", etc. sin tener más información que la que te da tu hijo, es delicado. No solo debemos tener muy clara la diferencia entre bullying, conflictos puntuales entre niños y los simples juegos, sino que no debemos dejarnos llevar por las impresiones de los demás. 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!