8 divertidos experimentos en el aula para niños de Primaria

Experimentos de aula para niños de Primaria

El aprendizaje teórico es fundamental para poder adquirir los conocimientos necesarios durante toda la etapa infantil, sin embargo, a través de los ejercicios prácticos, los niños lograrán afianzarlo y consolidarlo. Además, la práctica suele resultarles mucho más divertida que la teoría, se trata de aprender jugando, por lo que te proponemos una serie de divertidos experimentos en el aula para niños de Primaria. 

Ver +: 7 experimentos para hacer en casa con los niños

Experimentos científicos para el aula en Primaria

8 divertidos experimentos en el aula para niños de Primaria

1. Principio de flotación

A través de este experimento, los  niños aprenderán qué tipo de objetos pueden flotar y cuáles se hunden, es el principio de flotación: "Todo cuerpo sumergido total o parcialmente en un fluido recibe un empuje hacia arriba (ascendente) igual al peso del fluido que desaloja". Esta complicada frase pueden observarla así: 

- Escribe en la pizarra las palabras Hundir y Flotar en dos columnas. 

- Llena un recipiente con agua y pide, uno a uno a los niños que depositen objetos en el recipiente: gomas, papel, bolígrafos, corcho, tapones...

- Los objetos pesados ??se hundirán mientras que los más ligeros flotarán.

2. Cómo crece una planta

Hacer crecer semillas: experimento para niños

- Pide a los niños que traigan de su casa estos elementos: unas semillas (garbanzo, judías o lentejas), algodón y una tarrina vacía de yogur.

- En clase, cada uno deberá colocar una o varias semillas en el yogur, taparlas con algodón humedecido y, cada día, comprobar su estado y añadir unas gotas de agua si fuese necesario. 

- En aproximadamente cinco a seis días, las semillas brotarán. Este es un experimento científico fácil que enseñará a los niños que las plantas necesitan sol, aire y agua para crecer. 

3. Experimento: el huevo y la sal

Cómo hacer que un huevo flote. Experimentos para niños

- Pide a un alumno que vierta agua en un vaso hasta la mitad.

- Otro deberá agregar unas seis cucharadas de sal y remover bien.

- Uno más llenará el vaso con un poco más de agua y finalmente, otro niño deberá sumergir el huevo en el vaso.

- ¿Qué ocurre? El huevo flota. La sal hace que el agua sea más densa y facilita la flotación del huevo.

4. Qué es el magnetismo

Un imán es un material capaz de producir un campo magnético exterior y atraer el hierro (también puede atraer al cobalto y al níquel). Para explicar a tus alumnos cómo funciona pídeles que traigan de casa distintos objetos con hierro, níquel u otros metales.

En claso acercad al imán estos objetos y también un lápiz, un trozo de tela, un papel... Comparad qué ocurre con estos objetos en comparación con el hierro. 

5. Los colores primarios y secundarios

Llena tres vasos de vidrio con agua y añade colorante rojo, amarillo y azul en cada uno.

Muestra a los alumnos cómo, al mezclar los colores, se forman otros nuevos. El rojo, el azul y el amarillo son colores primarios que pueden ayudar a crear más colores.

6. ¿Puede una planta buscar la luz?

¿Recuerdas el experimento con las semillas? Si ya han salido raíces y tallos, puedes enseñar a tus alumnos un segundo experimento. Las plantas buscan la luz y, para comprobarlo, meteremos la planta en una caja de zapatos y realizaremos un agujero en la parte superior. 

Coloca la caja en un lugar que reciba bien de luz y déjalo reposar durante cuatro o cinco días. ¿Qué habrá sucedido? La planta habrá viajado hacia arriba buscando la fuente de luz.

7. Mezclar agua y aceite

Llenad hasta la mitad un vaso con agua. A continuación, hay que añadir un chorro de aceite. Lo que ocurrirá cuando se asiente es que ambos fluidos estarán separados. Si lo agitáis, volverán a mezclarse levemente y, después, volverán a separarse. ¿Por qué? El agua y el aceite no se mezclan. El agua es un compuesto, que tiene cargas en distintas partes de sus moléculas, mientras que el aceite no presenta esas cargas.

8. Crea electricidad estática

Necesitaréis un globo para realizar este experimento divertido. Infla el globo y frótalo contra un jersey de lana. A continuación, acércalo al cabello de cualquier niño. Mueve despacio el globo y todos podrán ver cómo el cabello se pega al globo y se mueve con él. 

9. Volcán casero

Experimento para niños: el volcán que entra en erupción

Necesitaréis plastilina, un vasito de plástico, vinagre y bicarbonato de sodio

Coloca un vasito con unas cucharadas de bicarbonato de sodio sobre una superficie de cartón o plástico. Construye a su alrededor un volcán con la plastilina y deja una abertura en la cúspide. Cuando esté listo, vuelca a través del agujerito el vinagre. El volcán entra en erupción, y la lava va cayendo por las laderas de tu montaña de plastilina.

El vinagre es un ácido, y el bicarbonato de sodio es una base. Ambos, al entrar en contacto reaccionan y se transforman en agua, acetato de sodio y dióxido de carbono. El dióxido de carbono es el que hace que se formen esas burbujas que ves cuando comienza a salir la lava. Cuando veas que ya no salen burbujas, es que la reacción química entre el bicarbonato y el vinagre ha terminado. Si quisieras que volviera a repetirse, tendrías que mezclarlos de nuevo. 

Ver este experimento paso a paso

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!