Experimento para niños: el volcán que entra en erupción

Ciencia fácil para niños con experimentos divertidos

Hacer un volcán es uno de los experimentos más clásicos y divertidos para los niños. No solo es una actividad que les tendrá ocupados y entretenidos, además aprenderán cómo es posible que un líquido se eleve y pueda salir en vertical. Tus hijos quedarán fascinados por la efervescente lava casera y querrán repetir el experimentouna y otra vez.

Podrás hacer este volcán que entra en erupción con materiales que seguro tienes en casa como plastilina, bicarbonato de sodio y vinagre. Propón a tus hijos este experimento para niños y deja que aprendan ciencia de forma divertida.

Cómo hacer un volcán que entra en erupción con ingredientes que tienes en casa 

Experimento para niños: el volcán que entra en erupción

¿Qué necesitas?

  • Un pequeño vaso desechable
  • Plastilina
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre
  • Colorante rojo alimentario (opcional)

¿Qué hay que hacer?

Hay distintas maneras de crear un volcán dentro de tu casa, pero este experimento para niños que os mostramos es de los más sencillos. Sigue estos pasos para elaborar esta actividad de ciencia divertida: 

1. Corta el vaso desechable por la mitad, será el recipiente donde pondremos los distintos elementos que después entrarán en erupción y además, te servirá de base para ir creando el volcán alrededor. Eso sí, coloca el vaso sobre una superficie que pueda mancharse como un mantel de hule, un plato o una tablilla de madera. 

Experimento para niños: volcán (paso 1)

2. Comienza a construir alrededor del vaso el volcán, puedes usar plastilina nueva o, como nosotros, restos de plastilina que unidos, dan la apariencia de haber creado una montaña. Puedes comenzar a hacer un volcán pequeño y, en próximas ocasiones cuando hayas aprendido a realizarlo, puedes crear uno más ambicioso.

Experimento para niños: volcán (paso 2)

3. Cuando tengas el volclán listo, vierte un poco de bicarbonato de sodio por la cima del volcán. A continuación, en otra taza, vierte vinagre y añade unas gotas de colorante alimentario rojo. Ya casi tienes tu volcán.

Experimento para niños: volcán (paso 3)

4. Vierte ahora el vinagre rojo por la cima del volcán y... ¡mira lo que sucede! Si tienes un embudo, quizás te resulte más sencillo colocarlo en la abertura y volcar la mezcá a través de él. El volcán entra en erupción, y la lava va cayendo por las laderas de tu montaña de plastilina.

Experimento para niños: volcán (paso 4)

Truco: también puedes hacer la mezcla al revés, primero vuelca vinagre, añade unas gotas de colorante y, finalmente, una cuharadita de bicarbonato de sodio.

¿Cómo es posible?

El vinagre es un ácido, y el bicarbonato de sodio es una base. Ambos, al entrar en contacto reaccionan y se transforman en agua, acetato de sodio y dióxido de carbono. El dióxido de carbono es el que hace que se formen esas burbujas que ves cuando comienza a salir la lava. Cuando veas que ya no salen burbujas, es que la reacción química entre el bicarbonato y el vinagre ha terminado. Si quisieras que volviera a repetirse, tendrías que mezclarlos de nuevo. 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!