Pruebas cutáneas para detección de alergias en niños: ¿cómo se realizan?

Cómo detectar y diagnosticar una alergia en los niños

Para diagnosticar una posible alergia en niños, bien sea a las gramíneas, al polen, al pelo de algunos animales o a los ácaros, los alergólogos recomiendan realizar una prueba muy sencilla y rápida: es la prueba cutánea para detectar alergias.

Se trata de pruebas consistentes en reproducir en la piel la situación de una reacción alérgica para comprobar si ésta se produce y poder así diagnosticarla.

En conmishijos.com, una experta en la materia, la Dra Marta Ferrer Puga, especialista en alergología, nos explica en qué consisten estas pruebas, cómo se realizan y qué detectan. 

Pruebas cutáneas de alergia en niños

¿Qué alergias detectan los test cutáneos en niños?

Pueden probarse una gran cantidad de alergenos: desde casi la totalidad de alergenos alimentarios, hasta inhalantes como epitelio de animales, pólenes, ácaros de polvo de casa, hongos aerógenos, etc. En principio se realiza una prueba que incluye los alergenos más frecuentes y según el resultado se amplía con otros alergenos.

¿En que consisten las pruebas cutáneas para detectar alergias?

Las pruebas cutáneas son una parte esencial del diagnóstico en alergología, consisten en intentar reproducir en la piel la reacción alérgica consiguiéndose por lo tanto comprobar a qué sustancias se es alérgico.

Existen dos tipos de test cutáneos:

- el más frecuente denominado "prick test" consiste en depositar una gota de la sustancia que se va a probar sobre la piel del antebrazo y perforar la piel a través de la gota depositada con una lanceta.

- el segundo tipo se denomina "test intradérmico" y consiste en inyectar una mínima cantidad de sustancia en la capa más superficial de la piel.

En ambos casos hay que esperar la reacción que se produce a los 20 minutos, una reacción positiva consiste en un habón rodeado de una zona de enrojecimiento. El resultado siempre hay que compararlo con los controles que se aplican ya que las pruebas siempre se llevan a cabo con un control positivo (histamina) y uno negativo (suero fisiológico), por eso el observar que se ha producido un habónen la piel no siempre significa el ser sensible a algo.

¿Qué riesgos tienen las pruebas de la alergia?

El prick test tiene un riesgo mínimo, únicamente en casos de reacciones frente a alergenos extremadamente graves (anafilaxia) hay que tomar ciertas precauciones, pero para el diagnóstico de rutina carecen prácticamente de riesgo.

¿Para qué se utilizan estos test alérgicos en los niños?

Para entenderlo hay que repasar cómo se produe una reacción alérgica: La reacción se desencadena cuando una sustancia es reconocida por una inmunoglobulina (IgE) que está pegada a unas células (mastocitos) que al contacto con dicha sustancia liberan unos compuestos (histamina, etc.) que son los responsables de los síntomas alérgicos.

Al depositar o inyectar una sustancia en la piel se consigue que sin apenas riesgos los mastocitos respondan al alergeno estudiado, esta respuesta origina un enrojecimiento de la piely la formación de un habón que nos demuestra que esa persona es sensible a la sustancia que estamos probando.

 Dra. Marta Ferrer Puga Especialista en Alergología Consultor. Departamento de Alergología CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Síntomas de la alergia al polen en los niños

    Síntomas de la alergia al polen en los niños

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Tratamiento de la alergia al polen en niños

    Tratamiento de la alergia al polen en niños

  • Asma alérgico en niños

    Asma alérgico en niños

  • Alergias en el embarazo

    Alergias en el embarazo

  • Alergias y asma durante el embarazo

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!