5 reglas para regular la publicidad alimentaria dirigida a niños

Cómo incide la publicidad en la obesidad infantil

Recientemente, un fabricante de ataúdes estadounidense decidió construir "ataúdes de Goliat" para acomodar a los fallecidos con sobrepeso en su lugar de descanso final. En Europa se corre el riesgo de alcanzar rápidamente a Estados Unidos.

"La progresión de la obesidad sigue, con quince años de retraso, a la de los países anglosajones. Este desarrollo es aún más claro en los niños: en quince años, la prevalencia de obesidad en niños de alrededor de diez años ha aumentado del 5,1% al 12,7% ", declara el profesor Bernard Guy-Grand, Jefe del departamento de medicina y nutrición del Hôtel-Dieu en París.

A este ritmo, en poco tiempo, Francia, España o Italia podrían tener un 20% de obesidad. Y lo peor, es que los niños serán las principales víctimas. Y es que, son uno de los principales objetivos de la publicidad alimentaria.

Ante este peligro, la asociación de profesionales de la publicidad responsable en Francia (BVP, Oficina de Verificación de Publicidad) presentó un conjunto de cinco reglas éticas destinadas a regular mejor la publicidad alimentaria dirigida a niños.

5 reglas éticas de la publicidad alimentaria para niños

5 reglas sobre la publicidad alimentaria para niños

1. La publicidad ya no debería animar a los niños a consumir excesivamente determinados productos (bollería industrial, golosinas, etc).

2. La publicidad deben evitar promover los snacks y refrigerios envasados a lo largo del día.

3. Tercera regla: no han de minimizar la autoridad ni los consejos de los padres.

4. La publicidad de determinados alimentos no debe presumir de conseguir un alto rendimiento deportivo o un mejor rendimiento en la escuela. 

5. También se invita a los anunciantes a dejar de hacer creer a la gente que un alimento puede conducir a un éxito óptimo, en materia artística, académica o deportiva.

Finalmente, en el caso de que se presenten equivalencias nutricionales, estas últimas no deben incentivar sustituciones de productos. La BVP considera que esta conciencia de los anunciantes es aún más urgente dado que el 57% de los niños eligen sus bocadillos por su cuenta.

Incluso en Francia, se ha presentado una enmienda al proyecto de ley de salud pública que propone limitar las posibilidades de publicidad televisiva de dulces durante los programas para jóvenes. La enmienda fue rechazada, el Ministro de Salud consideró que estas medidas no eran de ámbito legislativo. Los publicistas lo escucharon a priori.

Michel Waintrop, La Croix © Bayard Presse, 21 marzo 2013

Anatol Lapifia

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!