Receta de puré de calabacín para bebés y niños

Puré sano y nutritivo con calabacín y patatas paso a paso

El puré de calabacín es una receta ideal para los bebés que comienzan la alimentación complementaria. Es perfecta para introducir a partir del sexto mes en el bebé, pero además puede tomarla toda la familia. Los calabacines son verduras suaves que a los bebés les encanta probar. También son muy fáciles de digerir. Te enseñamos a hacer un puré de calabacín para bebés y niños, es muy sencillo, además de saludable y nutritivo.

Receta de puré de calabacín para bebés y niños

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 2 patatas
  • 1/2 puerro
  • 1 zanahoria
  • Aceite de oliva

Cómo cocinar puré de calabacín paso a paso

- Lava el puerro y sofríelo en una cazuela con un poco de aceite de oliva a fuego lento. Ve moviéndolo para que el puerro no se queme y vaya quedando blandito.

- Añade la zanahoria previamente lavada y cortada en rodajas y las patatas, también lavadas, peladas y cortadas en trozos.

- Agrega también el calabacín pelado y cortado en rodajas (también puedes no pelarlo para que queden esos puntos verdes al servir el plato). Deja que sofría un poco todo un poco.

- Añade agua para cubrir los ingredientes, ten en cuenta que el calabacín suelta agua, por lo que has de medir bien la que añades tú para que el puré no salga demasiado líquido. 

- Cuando la patata y el calabacín estén cocidos, puedes comprobarlo pinchándolo con un cuchillo, apaga el fuego y tritura directamente en la cazuela tu puré de calababín. 

- Añade ahora un chorrito de aceite y remueve para que le dé sabor y se impregne bien todo el puré de este aroma. No es necesario añadir sal si vas a preparar este plato a tu bebé. 

Este puré es preferible comerlo reciente y no congelarlo, ya que la patata y el calabacín no quedan igual tras un proceso de congelado.

Propiedades del calabacín

- El calabacín tiene un alto porcentaje de agua, por lo que es un alimento muy hidratante.

- No tiene grasa y sí una gran cantidad de fibra.

- Contiene ácido fólico, potasio, hierro, manganeso, vitamina A y vitamina C (esta vitamina solo se obtiene comiéndolo en crudo).

- Un calabacín medio puede aportar unas 50 calorías.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!