Payaso: encontrando a Nemo

Payaso: encontrando a Nemo

Gracias a la película de dibujos ‘Buscando a Nemo’, todos (especialmente los más peques) le hemos cogido cariño a esta entrañable especie: el pez payaso

El famoso pez payaso se ha convertido, desde el año 2003 en el que se presentó la película, en el favorito de los niños. Sus característicos e intensos colores rojo, rosa o naranja combinados con el blanco son el verdadero sello de distinción. En estado salvaje, estos animalitos nadan entre los arrecifes de coral del Indopacífico, conviviendo con las anémonas. Entre estas se consiguen proteger de posibles peligros, y a su vez ofrecen un servicio al ingerir las sustancias que resultan perjudiciales para la anémona.

Cuidados

A pesar de que las anémonas se encuentran en el día a día de un pez payaso en el océano, lo cierto es que pueden vivir sin ellas en el acuario sin ningún problema. Debido a su carácter pacífico, estos pequeños Nemo son aconsejables para convivir con otras especies más tímidas, a las que respetarán. En cuanto a su alimentación, el pez Payaso es un animal carnívoro que necesita algún aporte vegetal en su dieta. Por ello, la base de esta deberá ser una mezcla de comida natural que incluye por ejemplo mejillones cocidos, pescado blanco, pulpo, gambas o langostinos, berberechos, acelga y espinaca cocida. Además, a modo de complemento se le puede administrar algo de comida seca; eso sí, debe ser de primerísima calidad, como pueden ser las artemias adultas o los gusanos tubifex.

Payaso: encontrando a Nemo

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar