Ninfa: la rubia crestada

Ninfa: la rubia crestada

En su hábitat natural, estas aves presentan una llamativa cresta dorada que han convertido en el principal rasgo distintivo de la Ninfa.

El origen de estas aves lo encontramos en Australia, donde también reciben el nombre de Carolinas. En su estado salvaje, estos animales viven en pareja o en colonias, y la cría en cautiverio es tan fácil como recomendable para mantener el incentivo de la reproducción y el estado de ánimo en nuestra mascota. Las Ninfas son muy simpáticas y amenas. Son poco ruidosas, tranquilas y tienen una gran capacidad de adaptación. El plumaje posee una bonita combinación de colores entre los que nos podemos encontrar tonos salmón, blancos, verdes, grises, amarillos o perlados.

Cuidados

En primer lugar, las Ninfas son aves granívoras, lo que quiere decir que su dieta básica estará compuesta por alpiste, la avena o mijo. Además, podemos agregar esporádicamente algunas frutas, como la manzana, y verduras, como la lechuga o la acelga. También aceptan de buena gana huevo duro, con cáscara molida incluida que les dará un aporte extra de calcio. El agua se debe cambiar a diario para mantenerla fresca y renovada, y la jaula se debe higienizar todos los días con el objetivo de conservar unas condiciones de salud idóneas en el habitáculo de nuestro animal.

Ninfa: la rubia crestada

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar