Falsa Tortuga Mapa: competencia en el Mississipi

Falsa Tortuga Mapa: competencia en el Mississipi

La competencia por el alimento entre tortugas, muchas de ellas de la familia de las Falsa Mapa, es voraz en aguas del Mississipi.

La tortuga Falsa Mapa es relativamente común en el río Mississippi, y también podemos encontrarnos con ejemplares en el Misouri y el San Croix, extendiéndose desde Ohio, Indiana, Illinois, Wisconsin, Minnesota y Dakota del Sur. Sin embargo, su hábitat natural está siendo gravemente afectado por las prácticas de camping, agricultura y sobre todo la contaminación. La Tortuga Falsa Mapa es una mascota un poco asustadiza, le gusta esconderse y sentirse arropada. En estado salvaje, busca zonas de curso lento o estanques cercanos a grandes ríos, donde se cobija entre la vegetación y los fondos de lodo. Su tamaño no es excesivamente grande; las hembras pueden llegar a medir unos 25 cm, los machos rondan los 15 cm. En cuanto a su aclimatación a la cautividad, debemos tener en cuenta que estas tortugas son muy sensibles a la calidad del agua, incluso son propensas a sufrir infecciones en el caparazón. Por ello, antes de que nuestra Falsa Mapa aterrice en casa, debemos tener en cuenta una serie de factores que la ayudarán a adaptarse más rápido y mejor.

Cuidados

Si vamos a tener una Falsa Mapa como mascota, debemos saber que gozarán de mejor salud si llenamos su recinto con agua dura y sin cloro, pues este irrita sus ojos y la piel. A su vez, debemos contar con un buen sistema de filtración, pues esta especie no tolera altas concentraciones de amonio, lo que podría acarrear graves consecuencias. Nos será más fácil utilizar un acuario de vidrio para facilitar la limpieza. Este debe situarse en un sitio tranquilo con el fin de reducir el estrés y poder controlar más fácilmente la calidad y temperatura del agua. Para ofrecerles un lugar donde refugiarse, es una buena idea si añadimos al acuario algunos troncos, rocas o escondrijos. Estas tortugas son omnívoras. En Estados Unidos su dieta se basa principalmente en moluscos, aunque también consumen insectos acuáticos, plantas, peces o camarones de agua dulce. En cautividad y sobre todo en la primera etapa de su vida, necesitarán grandes aportes proteicos que podemos facilitar a través de larvas de insectos, peces, camarones de agua dulce y lombrices. Sin embargo, como ocurre con casi todas las tortugas, en la variedad (siempre con cabeza) está la verdadera dieta equilibrada.

Falsa Tortuga Mapa: competencia en el Mississipi

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!