Semana 1 a 4 de embarazo, ¿qué ocurre en el cuerpo de la embarazada?

Los cambios en el cuerpo de la embarazada en la semana 1 a 4 de embarazo

En la semana 1 a 4 de embarazo, los cambios se inician en el cuerpo de la embarazada. Se trata de la etapa inicial de la gestación, por lo que muchas mujeres, en esta fase, ni siquiera saben que están embarazadas, o están a punto de descubrirlo.

El embarazo comienza a contarse desde la fecha de la última regla, con lo que durante las primeras semanas de embarazo nuestro organismo no percibe ningún cambio que indique el embarazo. Sin embargo, durante estas semanas el cuerpo se prepara para fecundar el óvulo y albergarlo dentro del útero.

Cambios en la embarazada en las semanas 1 y 2 de embarazo

Semana 1 a 4 de embarazo

Durante la primera semana el útero se despoja de su revestimiento íntimo (lo que denominamos menstruación) y se prepara para crear un nuevo revestimiento que acoja al óvulo fecundado.

Mientras tanto en los ovarios, unos cuantos ovocitos (huevos inmaduros) buscan la maduración. Sin embargo solo unos cuantos madurarán en unos sacos llenos de líquido denominados folículos. Solo uno de estos folículos consigue la maduración completa, rompiéndose y liberando el óvulo (denominado ovulación). Cuando se libera más de un folículo cabe la posibilidad de tener gemelos, trillizos.

Durante la segunda semana, este óvulo viajará descendiendo por la trompa de Falopio en espera de ser fecundado por un espermatozoide. De los millones de espermatozoides liberados en la vagina, solo unos pocos ascienden por la trompa de Falopio en busca del óvulo y solo uno conseguirá fecundarlo. Los espermatozoides pueden vivir hasta 6 días dentro del cuerpo de la mujer, sin embargo el ovulo debe ser fecundado entre las 12-24 horas desde su liberación.

Cómo el espermatozoide consigue penetrar el óvulo es una verdadera obra de ingeniería, en la que se combinan de forma perfecta todo el material genético aportado por el ovulo y el espermatozoide.

Esto suele ocurrir hacia los días 14-18 de un ciclo regular de 28 días, pero hay que tener en cuenta que los espermatozoides pueden tardar hasta tres días en alcanzar el ovulo, con lo que la fecundación no siempre coincide con el coito.

Semanas 1 a 4 de embarazo

La embarazada en la semana 3 de embarazo

El óvulo fecundado ahora se llama embrión y comienza a dividirse en cientos de células al mismo tiempo que sigue descendiendo por la trompa. A veces ocurre que el embrión se queda en la trompa de Falopio produciéndose así un embarazo ectópico que deberá ser resuelto en el hospital.

Tras unos días, el embrión llegara al útero, donde buscara el lugar más apropiado para anidar e implantarse en el revestimiento renovado del útero.

Cambios en semana 4 de embarazo

Es cuando se produce la implantación del embrión en el útero. A veces suele producir un pequeño manchado sin importancia que además coincide con la fecha de la siguiente menstruación, con lo que a veces el embarazo pasa desapercibido.

Desde este momento se empieza a establecer una circulación entre útero y embrión. Se comienzan a producir hormonas propias del embarazo y las células del embrión se comienzan a diferenciar para dar lugar a los diferentes órganos y tejidos del futuro bebé.

Cómo saber si estoy embarazada

Algunas mujeres notan determinados cambios incluso en esas fases iniciciales como tensión en las mamas o cansancio y somnolencia. Sin embargo, será la amenorrea o falta de regla, la que indicará que se ha producido el embarazo.

Para confirmarlo, muchas mujeres se realizan un test casero de embarazo, que se puede adquirir en cualquier farmacia. Es una prueba rápida y fácil de realizar siempre fiable en caso de positivo. Es decir, si la prueba da positivo, el embarazo existe ya que la prueba detecta una hormona que solo existe durante la gestación.

Una vez realizada la prueba, conviene que acudas a tu médico para que certifique el embarazo puedas comenzar a realizarte un seguimiento del mismo. 

Cuidados en la semana 1 a 4 de embarazo

Si estás buscando un embarazo, es posible que tu médico te haya recomendado tomar algún suplemento. Es recomendable tomar ácido fólico desde antes del embarazo y durante el mismo ya que es beneficioso para el desarrollo del bebé. Y es que, algunos estudios han demostrado que, las mujeres gestantes que consumen ácido fólico en las etapas previas al embarazo y durante el mismo, reducen el riesgo de tener un bebé con defectos en el tubo neural, que son defectos que afectan al cerebro y la espina dorsal, así como el riesgo de tener un bebé prematuro o con bajo peso. 

Además, es recomendable que comiences a adoptar hábitos saludables desde el inicio del embarazo como: 

- Dejar de fumar, en caso de tener el hábito.

- Llevar una alimentación sana y completa, garantizando el suficiente aporte de nutrientes.

- Tomar calcio a diario, ya que de lo contrario, el bebé absorberá tus reservas y podrías sufrir problemas óseos o descalcificación en los dientes.

- Realiza ejercicio físico moderado a diario.

- Descansa lo suficiente, tu cuerpo está a pleno rendimiento para ayudar a crecer y desarrollar al bebé que crece en tu vientre. 

 

Mª Jesús Montes Montes. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios (1)

04 abr 2019 00:52 hazel

pues estuvo regular