La menstruación tras el parto

Con el fin del embarazo, las hormonas tardan un tiempo en volver a recuperar sus niveles, aunque durante la lactancia éstas siguen adaptadas a la nutrición del bebé; esto retrasa la menstruación.

¿Por qué no hay menstruación durante la lactancia?

Esto sucede porque, tras el parto, si la mujer da el pecho al bebé, se provoca un cambio temporal (dura algo menos de lo que dura la lactancia) en los niveles hormonales: los estrógenos y la progesterona disminuyen mientras que la prolactina –la hormona necesaria para producir leche- aumenta. Esta “combinación” hormonal inhibe la menstruación. A medida que se van introduciendo alimentos nuevos en la dieta del bebé y éste mama menos, las hormonas regresan de forma natural a sus niveles habituales, llegando en algún momento a ser los necesarios para volver a ovular.

¿Cuándo me volverá la regla tras el embarazo?
Cuanto más se prolongue la lactancia, más lo hará la falta de periodo, aunque de forma limitada, lógicamente. Si se da el pecho hasta los seis meses, la regla no suele volver hasta los ocho, y si no se da el pecho, la regla suele aparecer a los dos meses de haber dado a luz. Por supuesto, esta diferencia de dos meses es estimada y orientativa, dado que cada puerperio es diferente y no se puede saber con exactitud cuándo se va a comenzar a ovular. Por supuesto, no debe ser tomada como una medida anticonceptiva en ningún caso; aunque el porcentaje de casos en que la menstruación aparece antes es bajo, es posible quedarse embarazada mientras se está dando el pecho, y con mayor probabilidad cuanto mayor tiempo haya transcurrido desde el parto.

Las primeras menstruaciones
Al principio las reglas pueden ser irregulares y diferentes, en cuanto a cantidad y duración, de las que se tenían comúnmente antes del embarazo, pero a medida que transcurran los meses ésta volverá a sus valores habituales. Cabe la posibilidad de que la cantidad de flujo aumente debido a que el útero, al haberse estirado durante el embarazo, suele quedarse con un tamaño mayor del que se tenía antes de la gestación.

La ventaja es que, si las menstruaciones de la madre solían ser dolorosas, ahora lo serán menos, debido al aumento del cuello del útero. Incluso si el parto ha sido mediante cesárea, o la madre padecía endometriosis, el efecto curativo de la progesterona, que se produce en grandes cantidades durante la gestación, puede hacer desaparecer el dolor.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios (2)

23 may 2013 02:36 Francia acompañantes

Es vergonzoso cómo nos manipulan descaradamente y, no contentos con eso, nos amenazan con males mayores. Josep haces bien, si tienes posibilidades de desatender los requerimientos de la Agencia. La verdad es que si TOD@S estuviéramos por el desacato otro gallo cantaría. .Te deseo mucha suerte y que sepas que desde muchas partes seguimos tu dignidad y valor. .Un besote desde Gran Canaria

23 ene 2013 09:11 buy proviron

Hola a todos! No sé por dónde empezar, pero esperamos que este sitio sea de utilidad para mí.