Seguridad al volante durante el embarazo

Conducir durante el embarazo

Te damos unas recomendaciones importantes a seguir en el caso que debas conducir durante tu embarazo.

Con el embarazo, tu cuerpo experimenta diversos cambios que pueden influir en tu capacidad de conducción: variaciones hormonales, modificaciones en los niveles de azúcar, cambios en la tensión arterial, alteraciones de la visión, manifestaciones circulatorias en las piernas…

Conducir durante el embarazo

Por ello, cuando te pongas al volante, es importante que extremes las medidas de seguridad y sigas las siguientes recomendaciones:

-  Utiliza siempre el cinturón de seguridad, aunque el trayecto sea corto. Para su correcta colocación, asegúrate de que la banda inferior esté a la altura de las ingles, por debajo del abdomen (nunca sobre el vientre), y la banda superior entre las mamas.

-  Aumenta la distancia entre tu asiento y el salpicadero para evitar que el vientre roce con el volante.

-  Asegúrate de que el reposacabezas está situado a la altura adecuada para proteger tu cuello y cabeza.

-  Si el volante es ajustable en altura, dirígelo hacia el pecho, no hacia la cabeza o el abdomen.

-  No desactives el airbag.

-  Cuando realices trayectos largos, descansa cada 2 horas y aprovecha la parada para tomar algo, ir al aseo y caminar durante unos minutos.

-  Si te ves involucrada en un accidente, trata de mantener la calma, pide ayuda y acude al servicio de urgencias de tu hospital de referencia para confirmar tanto tu estado de salud como el de tu bebé. Recuerda que la bolsa de las aguas le protege frente a traumatismos.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!