Prevenir el estreñimiento en el embarazo

Prevenir el estreñimiento en el embarazo

¿Por qué ahora tengo estreñimiento si antes realizaba deposiciones regularmente? Tengo que realizar mucho esfuerzo para realizar las deposiciones, ¿es normal? ¿Puedo perjudicar al bebe?

Padecer estreñimiento durante el embarazo y principalmente durante el primer trimestre, es muy común. Por una parte, se produce una relajación de la musculatura lisa debido al aumento de progesterona (hormona fundamental para el desarrollo de la gestación) que afecta al sistema digestivo provocando un enlentecimiento de las digestiones y de la movilidad intestinal, causando por tanto acidez estomacal, digestiones pesadas, flatulencia y estreñimiento. Por otra parte, el útero ejerce presión sobre los intestinos a medida que crece dificultando su actividad normal. También  el hierro presente en las vitaminas prenatales o el que se ingiere individualmente a partir del segundo trimestre, puede causar estreñimiento.

Es importante realizar todas las recomendaciones posibles para evitar el estreñimiento pues aunque no es perjudicial para el bebé, puede causar hemorroides o exacerbar las que ya tienes. Combatir este trastorno y favorecer el tránsito intestinal no es complicado, aunque debes seguir algunas pautas en tus hábitos diarios:

• Una dieta rica en fibra, toma unos 25 o 30 gramos a través de los alimentos. Toma un promedio de dos raciones de frutas con piel o semilla como naranjas, ciruelas o peras y sustituye los zumos de fruta por fruta entera que contiene más fibra.

• Las legumbres también son muy recomendables, tomar dos veces por semana, garbanzos, alubias o y también debes incluir dos raciones de verduras por día

• Combina esta dieta también con los cereales integrales como el arroz, la pasta, las galletas, el pan, los cereales del desayuno.

• Bebe agua, al menos 2 litros al día, porque la fibra no produce ningún efecto sino se combina con líquidos. También puedes tomar abundantes zumos, leche, infusiones, etc.

• Realiza ejercicio a diario, un paseo a ritmo ligero, moviliza el intestino y favorece en transito intestinal.

• Procura tener un hábito para realizar las deposiciones, de modo que se consiga educar al intestino, y conseguir que las heces sean menos duras.

En todo caso si el estreñimiento persiste, acude al médico para que valore tu situación y te recomiende algún tipo de fibra si fuese necesario.

Ana Tejeda. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!