Hacer ejercicio durante el embarazo

Hacer ejercicio durante el embarazo

Durante el embarazo, realizar ejercicio regularmente es beneficioso, siempre y cuando no produzca fatiga.

Las mujeres que practican deporte habitualmente  pueden continuar realizando las mismas actividades, excluyendo los deportes violentos o de competición. También debes evitar los movimientos bruscos, los saltos, la flexión excesiva de las articulaciones y los impactos corporales.

Las mujeres no habituadas al ejercicio pueden realizar actividades tales como caminar, nadar, yoga o taichí, con el objetivo de mantener el cuerpo flexible y ágil, y prevenir el malestar y la rigidez muscular.

Si llevas una vida sedentaria, el ejercicio te ayudará a sentirte bien con tu cuerpo y a aliviar las molestias propias del embarazo. En cualquier caso, debes adaptar la actividad a tus capacidades, de manera que no te cause excesiva fatiga.

Durante el ejercicio, es normal experimentar un incremento de la frecuencia cardiaca. Si este signo se acompaña de dificultad respiratoria, es aconsejable disminuir la intensidad de la actividad en cuestión.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!