Cuidado de los dientes y embarazo

Durante el embarazo es muy posible que padezcas problemas de salud dental, como caries, pérdida de esmalte, gingivitis e incluso periodontitis. Te contamos por qué y cómo prevenirlo.

¿Por qué el embarazo afecta a la salud dental?
Durante el embarazo el flujo de saliva aumenta y su composición cambia, cosa que favorece el rápido desarrollo de las bacterias y con ello la formación de placa, caries y el desgaste del esmalte. Si además no vigilas la ingesta de azúcares el problema puede agravarse.

La sangre también es otro factor a tener en cuenta: con el embarazo aumenta el flujo de sangre hacia los tejidos, lo cual, los ablanda, y las encías se resienten con esto. Por ello es normal que se inflamen, aumente su sensibilidad y sangren con el cepillado de los dientes, produciéndose gingivitis. Ésta se hará más notable al final del primer trimestre del embarazo y continuará durante el segundo aunque, bien tratada, desaparecerá al finalizar el periodo gestacional. En un estadio siguiente, si la gingivitis no es tratada adecuadamente, las encías pueden infectarse, produciéndose la enfermedad periodontal o periodontitis.

¿Cómo prevenir los problemas bucales durante el embarazo?
Lo primero, como siempre, es ponerse en manos de un especialista; el dentista aclarará tus dudas y te recomendará un tratamiento en caso de necesitarlo, o pautas para prevenir o mitigar estos problemas.

Las recomendaciones más frecuentes son:
- Mantener tu higiene bucal regular, cepillándote los dientes después de las comidas y ayudándote con el hilo dental en varias ocasiones a la semana.
- Utilizar, si es necesario, un cepillo de dientes con las cerdas más blandas que el que utilizas habitualmente.
- Aumentar el consumo de productos con calcio para fortalecer huesos y dientes y proteínas para protegerte de infecciones.
- Limitar la ingesta de azúcares y dulces.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!