Tareas de casa que los niños pueden hacer: cómo colaborar en el hogar por edades

Labores de casa que pueden hacer tus hijos según su edad

Hacer las tareas del hogar puede parecer algo aburrido, poco estimulante y demasiado rutinario. Sin embargo, enseñar a los niños a realizar las labores de casa es esencial si queremos que sean autónomos y responsables, así como que aprendan a lidiar con la frustración de tener que hacer las mismas tareas una y otra vez, o con la poca gratitud que se suele mostrar ante este trabajo.

Además, enseñar a los niños a cooperar en casa les enseña el valor de la colaboración y la ayuda, así como el del esfuerzo y la constancia. ¿Ves? De una simple rutina que parece aburrida, surgen unos importantes aprendizajes que pueden realizar los niños. En cualquier caso, ni pueden colaborar en todas las tareas, ni a cualquier edad están preparados para asumir determinadas responsabilidades. La colaboración ha de ser constante y gradual según sus capacidades. Para ayudarte, hemos reunido una lista de tareas de casa que los niños pueden hacer, son tareas apropiadas para niños desde 2 años hasta la adolescencia. 

Tareas de casa que pueden hacer los niños de 2 a 3 años

Tareas de casa que los niños pueden hacer

Una de las tareas que puedes enseñar a tu bebé entre los 2 y 3 años es a recoger y ordenar sus juguetes. Es una tarea liviana que debes facilitarle colocando cestos, cajas o estanterías, que estén al alcance de su mano, y donde pueda dejar cada juguete.

Puedes, o bien tener distintos recipientes para ordenar por tipo de juguetes: los coches, los muñecos, las piezas de construcción, etc. O, simplemente, un baúl de juguetes que esté cerca del suelo para que pueda, tanto sacar y jugar, como guardar cuando ha terminado el tiempo de juego. 

Otra tarea que pueden hacer tus hijos es guardar parte de su ropa, por ejemplo, pueden colgar su abrigo en una percha al alcance de su tamaño, guardar el pijama bajo la almohada después de vestirse, colgar en un gancho tras la puerta la bata, etc. Todavía son pequeños para saber doblar y guardar su ropa, pero al menos, puedes indicarles dónde han de dejarla para que la habitación no esté revuelta, ni la ropa tirada por el suelo cuando se desvisten.

Tareas de casa que pueden hacer los niños de 4 a 5 años

Ayudar a guardar los elementos de la compra. Ayudar a deshacer el carrito de la compra es una tarea apropiada para niños pequeños. Realmente no sabrán donde colocar todo, pero si estás a su lado indicando, dónde poner latas, briks, fruta u otros objetos que estén al alcance de su mano, realizarán dos aprendizajes. Por un lado, aprenderán sobre los distintos tipos de alimentos, por otro lado, estarás fomentando la colaboración en las tareas de casa. 

Si tenéis mascotas en casa, tus hijos pequeños pueden ayudar a cuidar y alimentar a la mascota. Tendrás que vigilar esta tarea para evitar que se lleven a la boca las bolitas de cuenco del gato o el perro, pero puedes aprovechar para explicar la diferencia entre la comida para las personas y para las mascotas. Una vez terminada la tarea, recomienda a tu hijo que se lave bien las manos. 

Por supuesto, recoger su habitación y guardar los juguetes, es una tarea que también han de realizar en esta etapa. Además, ya tienen más habilidades con las manos, por lo que podrán dejar sus libros en las estanterías y realizar la labor de dejar cada juguete en sus sitio con más detalle.

Tareas de casa para niños de 6 a 7 años

Los niños entre 6 y 7 años ya están en primero de Primaria. Han adquirido muchas habilidades en estos últimos meses, de hecho, ya pueden leer y escribir, lo que indica que tienen una mayor coordinación ojo-mano y pueden realizar tareas con más detalle. Por ejemplo, puedes enseñarles a hacer su cama: cómo mover y alisar la sábana bajera, estirar el edredón o la colcha, colocar su almohada y peluches sobre la cama, etc.

No esperes perfección, deja que intente hacer la tarea aunque la cama no quede de revista. Poco a poco, irán haciéndolo mejor. Tendrás que recordarles algunos pasos pero en poco tiempo, podrán hacerlo sin supervisión.

Los niños entre 6 y 7 años también pueden ayudar a poner la mesa. Tendrás que enseñarle dónde están los platos, cubiertos, vasos y servilletas y qué posición ocupa cada uno en la mesa. También puede colaborar a la hora de recoger su plato y vaso, enjuagarlos y llevarlo al lavavajillas. Si temes quedarte sin vajilla, compra una más resistente para tus hijos, en lugar de hacer el trabajo de poner la mesa y recogerla para que no dañen tus utensilios. 

Tareas de casa para niños entre 6 y 8 años

Tus hijos ya pueden comenzar a limpiar el polvo de su habitación. Muchos productos de limpieza pueden ser tóxicos si no se usan correctamente, por lo que no es lo más adecuado de usar para un niño. Lo que sí puedes hacer es preparar en un pulverizador una solución a base de agua y vinagre de limpieza, que no solo es eficaz para limpiar, sino también más segura. Enséñale a usar el producto de limpieza y el trapo y a mover y retirar los objetos de las estanterías para eliminar bien el polvo. 

En esta edad también pueden ayudar con la limpieza del suelo. Deja que ayuden con la escoba y el recogedor o la aspiradora para eliminar las migas que han caído en la cocina tras el desayuno o el polvo del suelo de su habitación. También pueden usar la mopa para este último punto si tu aspiradora es grande y pesada. 

Tareas de casa para niños entre 8 y 10 años

Tareas de casa para niños según su edad

Tus hijos ya pueden doblar su ropa y guardarla en los cajones. Deberás enseñarles a doblar cada tipo de prenda y el lugar que ocupan. Para ayudarles inicialmente puedes desplegar toda la ropa limpia sobre tu cama para que clasifiquen y doblen cada cosa, posteriormente habrán de dejarla en su sitio sin que se desdoble. Puede incluso ser un juego divertido encontrar el par del calcetín o encontrar su ropa entre la pila de ropa limpia. 

A esta edad, los niños ya pueden descargar el lavavajillas y colocar cada utensilio limpio en su lugar. También pueden iniciar el programa de lavado cuando el lavavajillas esté lleno. Enséñale dónde se carga la pastilla de lavado y cómo se inicia el programa. 

Además, pueden preparar su merienda para el colegio. Si por la mañana tenéis mucha prisa, pueden prepararse el sándwich, la fruta o el zumo por la tarde y dejarlo en su mochila ya preparado para el día siguiente. 

Tareas de casa para niños entre 10 y 13 años

A esta edad, los niños ya pueden bajar la basura al cubo correspondiente, en caso de estar en la calle, o tener asignada la tarea y sacarla al descansillo del piso si lo recoge el conserje. 

También pueden cambiar sus sábanas el fin de semana y poner unas limpias, dejando las sucias en el cesto de la ropa, no en el suelo esperando que alguien las recoja. Es decir, los niños han de aprender a realizar tareas de principio a fin, inicialmente con ayuda, y después de forma más autónoma.

Entre los 10 y los 13 años, los niños ya pueden realizar tareas de limpieza del hogar más exhaustivas, como limpiar la encimera de la cocina, limpiar el váter, bañera y lavabos o fregar el suelo de la casa. Es posible que se queden por tener que realizar esta tarea pero, si han de limpiar el váter que han utilizado y dejado sucio, aprenderán a tener más cuidado la próxima vez, si son ellos los que han de retirar la porquería. 

Además, pueden ayudar a cuidar las plantas de casa, recordando cuándo hay que regar cada una, o bajar a la calle al perro si el vecindario es seguro para que el niño baje solo. 

Incluso pueden planchar, una tarea que necesita de una instrucción y vigilancia inicialmente, hasta que veas que es capaz de hacerla sin provocarse ningún daño o quemar alguna prenda.

Taras de casa para adolescentes

Un adolescente que ha participado en las tareas de casa desde pequeño, podrá hacer otras tareas más detallistas o liosas, como cambiar la ropa de temporada del armario, limpiar a fondo de vez en cuando los armarios de la cocina y el baño, lavar a mano alguna prenda delicada, etc.

Además, un adolescente responsable, puede hacerse cargo de sus hermanos si los padres tienen que salir a realizar un recado. Pueden ser incluso buenas niñeras de otros niños del vecindario. Eso sí, habrás de prepararle con antelación para que sepa cómo actuar en las distintas situaciones que pueden presentarse.

Además, a esta edad, puede prepararse la comida. Cocinar puede ser una tarea realmente divertida y creativa para muchos jóvenes. Y además, es un momento estupendo para pasar un rato con tu hijo, enseñarle trucos de cocina y recetas, mientras charláis un rato. 

También pueden realizar una compra rápida en el supermercado o realizar todo el proceso de colada: clasificar, lavar, tender, recoger y guardar.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!