¿Se puede lograr que un niño sea más inteligente?

Evolución de la inteligencia en la infancia

La inteligencia es una de las funciones superiores de la personalidad. Se trata de la capacidad de encontrar el camino en situaciones nuevas y de resolver tareas a través del pensamiento, así como poder adaptarse al mundo y organizarse en él.

Sin embargo, no es la misma la inteligencia de un niño que la de un adulto. La inteligencia en el caso de los niños está en vías de desarrollo, por lo tanto, en la infancia podemos definirla como la capacidad o la posibilidad de adquirir conocimientos, poder asimilarlos y aprovecharlos en el propio beneficio.

Esto nos lleva a preguntarnos si se puede lograr que un niño sea más inteligente. 

Ver +: La inteligencia afectiva en la familia

La inteligencia en la infancia

Artículo recomendado

¿Se puede lograr que un niño sea más inteligente?

La inteligencia infantil, no es una cualidad con la que se nace, sino una habilidad para adaptarse al medio ambiente que se va desarrollando a medida que el niño o la niña crece. Es por ello que la inteligencia puede evolucionar e ir cambiando. 

De esta manera, la inteligencia se ha de medir teniendo en cuenta la edad del niño, ya que cuando los psicólogos elaboran un cociente intelectual de la persona, lo que establecen es una relación entre la edad mental y la edad física, entre otras cosas. Si la edad mental es superior a la edad física, es cuando establecen que la inteligencia del niño es superior a la normal y, cuando es menor, se dice que es inferior a la normal.

Sin embargo, hoy en día no se presta tanta atención a estos test de inteligencia  ya que la verdadera inteligencia, va mucho más allá que un simple cálculo que, en ocasiones, puede medir simplemente la capacidad del niño para realizar test de inteligencia.

Hay otros muchos factores que influyen en la inteligencia de un niño como la escolaridad o el nivel sociocultural de su familia. Pero además, hay muchos tipos de inteligencia: la inteligencia emocional, inteligencia lingüística, inteligencia espacial, inteligencia lógico-matemática, inteligencia musical, etc.

¿La inteligencia puede educarse para que un niño sea más inteligente?

Antiguamente se pensaba que en la inteligencia que tenía un niño jugaba un papel fundamental el componente genético, ya que se había observado que un alto porcentaje de niños que procedían de un nivel sociocultural bajo, tenían un nivel de inteligencia más bajo y una mayor tasa de fracaso escolar. 

Sin embargo, estudios posteriores cambiaron esta idea y demostraron que estos niños tenían un menor percentil de inteligencia porque no habían sido estimulados adecuadamente en sus primeros años. Por ejemplo, en sus casas no se leía, no se les fomentaba el aprendizaje, no se les hablaba lo suficiente, no se potenciaba el juego, etc. Estos niños no estaban familiarizados con material escolar que se les suministraba como cuadernos o libros, no tenían un vocabulario rico, ni habían realizado determinados aprendizajes propios de la edad.

Por lo tanto, la inteligencia sí puede educarse para que un niño sea más inteligente, ya que depende tanto de las características indiduales de cada niño, como de las oportunidaddes de estimulación que se le brindan dentro de su entorno para poder aprender. Realmente se puede hacer que un niño sea más inteligente, por supuesto, siempre dentro de unos límites y no pensando que podemos "crear" superdotados.

Es por ello fundamental que, desde las edades más tempranas ayudemos a nuestros hijs a forjar su inteligencia para que alcance el máximo de su potencial, para que rinda al máximo de sus posibilidades y para que sea todo lo inteligente que puede ser. 

Cómo lograr que tu hijo sea más inteligente

Para fomentar que tu hijo alcance su potencial de inteligencia, es importante que le proporciones todos los medios disponibles a tu alcance, así como tu apoyo, tu estímulo, tu ejemplo y, sobre todo, tu cariño. ¿Cómo?

- Realiza actividades que fomenten el razonamiento, la lógica y la solución de problemas.

- Lee con tu hijo desde edades bien tempranas, y fomenta que la lectura le acompañe a lo largo de su crecimiento.

- Deja que tu hijo adquiera experiencias. Por ejemplo, hay padres superprotectores que no dejan que sus hijos monten en bici o jueguen en la arena por miedo a que se hagan daño o a que se ensucien, pero esto les está restando aprendizajes. 

- No frenes todas sus iniciativas, por más infantiles que te parezcan. Por ejemplo, si le gusta pintar con acuarelas, no le pongas "peros" porque va a manchar la habitación.

- Fomenta la práctica del deporte y una buena alimentación.

Ver +: Fichas de estimulación de la inteligencia para niños

- Realiza pasatiempos con tu hijo como las siete diferencias, crucigramas, sopas de letras, etc,

- Potencia el juego de forma diaria, bien sea haciendo construcciones, puzles u otros juetos de estimulación.

- Aprender un nuevo idioma desafía nuestros cerebros y mejora su capacidad para lidiar con los desafíos mentales.

- Habla mucho con tu hijo y utiliza un lenguaje correcto aunque adaptado a su edad.

- El juego libre casi no tiene lugar, ya que incluso organizamos el  ocio del niño pero nada fortalece tanto la inteligencia como la experiencia de la libertad. Llévale a la naturaleza con la mayor frecuencia posible, donde puedan experimentar con el medio ambiente y con otros iguales.

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!