Los consejos que necesitas para preparar los exámenes

Ayúdale a preparar sus exámenes y mejorar el rendimiento.

Con la llegada de los exámenes nuestros hijos aparecen también el estrés y la preocupación excesiva. Es necesario estudiar pero, cuando hablamos de exámenes, lo prioritario es reflexionar sobre las estrategias generales para conseguir un mejor rendimiento en los procesos de aprendizaje y mejorar las estrategias específicas para el rendimiento adecuado durante la realización de pruebas, saber organizarse es clave.

Una habitación ventilada, cómoda, con pocos elementos distractores como pueden ser los teléfonos móviles, ayudará mucho. También las bibliotecas nos brindan una oportunidad muy grata en estas fechas.

¿Qué podemos hacer antes de los exámenes? 

En el colegio:

  • Traer el material que se necesita cada día.
  • Tener en la mesa de trabajo sólo lo necesario.
  • Aprovechar el cambio de clase para revisar y preparar las cosas.
  • Preguntar al profesor/a las dudas.
  • No apresurarse en las tareas y contrastar con los compañeros nuestros datos por si hemos olvidado algo.
  • Corregir los errores en colores llamativos.
  • Apuntar los deberes de cada día en la agenda.

En casa:

  • Estudiar siempre a la misma hora.
  • Revisar los deberes de nuestra agenda comprobando que no se olvida nada.
  • Estudiar en silencio y hacer breves descansos.
  • Organizar las asignaturas según la capacidad de concentración y el nivel de rendimiento (p.ej. primero las más difíciles, luego las intermedias y finalmente las más distendidas…).
  • Anticiparse en la lectura de temas que se van a trabajar al día siguiente.

¿Qué hacer cuando llegan los exámenes?

Para preparar los exámenes:

  • No dejar toda la materia para el último día.
  • Estudiar todos los días un poco, planificándose (pocas horas muchos días en lugar de demasiadas al final).
  • Planificar el descanso. Una buena idea es descansar 10 minutos por cada hora de estudio.
  • Cuidar la alimentación y descansar lo suficiente.
  • Practicar el ejercicio físico. Cuidado con los videojuegos porque pueden reducir la concentración.
  • Los días finales se utilizarán para repasar.
  • Saber exactamente y tener por escrito qué temas son los que entran para un determinado examen (planificarlo utilizando un cuadro práctico o un mapa mental)
  • Contar las lecciones a miembros de la familia (así evitaremos que pasen tiempo delante del libro perdiendo tiempo)
  • Hacerse preguntas y realizar ejercicios relacionados con la materia del examen.

Para hacer los exámenes:

 

  • Tranquilizarnos y estar relajados lo máximo posible.
  • Respirar y sentir todo nuestro cuerpo sosegado durante 4 ó 5 minutos al menos.
  • No comenzar deprisa y leer bien los enunciados.
  • Leer el examen completo y comenzar por lo que mejor sepamos hacer para adquirir confianza.
  • Tener en cuenta el tiempo y saberlo dosificar.
  • Tener en cuenta el orden, la limpieza y evitar las faltas de ortografía.
  • Repasar nuestras respuestas al terminar.

Si aparece la ansiedad...

Con la siguiente técnica puedes practicar los días anteriores; avanzaremos progresivamente en los siguientes pasos, presentando cada escena una vez superada la anterior con relajación:

  1. Me imagino una semana antes del control delante de los libros.
  2. Me imagino estudiando 4 días antes del control.
  3. Me imagino estudiando 2 días antes del control.
  4. Me imagino repasando la tarde anterior al control.
  5. Me imagino la mañana del control yendo al colegio.
  6. Me imagino entrando en la clase en el momento del control.
  7. Me imagino a la profesora repartiendo las preguntas del control.
  8. Me imagino leyendo la primera pregunta del control.
  9. Me imagino contestando las preguntas del control.
  10. 10. Me imagino repasando las preguntas del control.
  11. 11. Me imagino entregando a la profesora el control ya terminado

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!