10 consejos para ayudar a niños y adolescentes con los exámenes

Trucos para evitar los nervios y ansiedad de los adolescentes ante los exámenes de fin de curso y acceso a la universidad

Los niños, y sobre todo los adolescentes, sufren una gran presión cuando llega la época de exámenes. Esto es aún mayor si se disponen a enfrentarse a pruebas de calificación para su expediente académico, de acceso a la universidad o a algún otro grado educativo.

Además de la labor que los profesores y tutores realizan con los niños, también desde casa podemos ayudarles a superar con éxito los exámenes de final de curso. Proponemos 10 sencillos consejos para ayudar a tus hijos con los exámenes. 

Trucos para ayudar a los niños y adolescentes con sus exámenes

Cómo superar los exámenes

1. Conservar la calma

Tanto para padres como para hijos, es el primer paso para poder enfrentarse a este reto, ya que en muchas ocasiones son los propios padres quienes más sufren de nervios y ansiedad ante un examen. Realizar ejercicios de relajación con el niño o adolescente antes de comenzar el estudio y antes de realizar el examen. En este sentido, un buen ejercicio de relajación y además muy senclllo que se puede realizar en cualquier momento y lugar es el de la respiración diafragmática controlada. Para realizarlo basta con inspirar aire despacio contando hasta diez, aguantar unos segundos el aire en los pulmones, y soltarlo suavemente. Realizar este ejercicio varias veces ayudará a controlar la ansiedad y estrés a los niños ante un examen de fin de curso.

2. Evitar las críticas y los mensajes negativos

El niño debe saber que los padres respetan su tiempo y esfuerzo dedicado al estudio, por eso no se les debe calificar de vagos o poco trabajadores, ni recordarles constantemente que deben dedicar más tiempo al estudio o usar la palabra suspenso. Funciona mucho mejor realizar un refuerzo positivo al niño diciéndole "yo sé que vas a lograrlo", "hoy lo has hecho muy bien", "sigue esforzándote como lo hiciste ayer".

3. Transmitir mensajes positivos

Los adolescentes y los ni ños suelen caer en la ansiedad ante la posibilidad de una mala nota, pensando que no lo conseguirán. Es importante transmitirles confianza y seguridad en su trabajo, y a la vez explicarles que un mal resultado se puede corregir.

De hecho, es más que probable que si, las represalias, regañinas o consecuencias son muy grandes cuando llegan con una mala nota, intenten engañar o esconderla para evitar esta confrontación.

4. Premia el esfuerzo

Es importante recordar al niño o al adolescente que el esfuerzo es más importante que la nota, y que no será más o menos inteligente por el resultado de un examen. Si se valora a sí mismo como persona sin depender de las calificaciones, su confianza aumentará y mejorará el rendimiento escolar.

De hecho, incluso dentro del mismo hogar, no podemos medir a unos hermanos con el mismo baremo. Quizás uno con poco esfuerzo obtiene buenos resultados, mientras que otro con mucho esfuerzo, a duras penas aprueba. Cada niño tiene su propia capacidad de atención y de retención de conocimientos, por lo que es fundamental valorar el esfuerzo que dedica cada uno al esfuerzo y no tanto la hoja de resultados. 

5. No castigues ni premies

No utilizar premios o castigos en relación a las notas. Un niño podría aprender a valorar sus calificaciones en base a recibir un regalo o por miedo a un castigo, en lugar de por el propio aprendizaje, y genera más presión.

6. No realices comparaciones

Evitar las comparaciones con otros compañeros, vecinos, amigos o familiares, incluso con los propios padres. Cada persona es diferente y tiene un ritmo de aprendizaje que depende de muchos factores. De hecho, hay niños que prestan mucha atención en el aula y han de trabajar poco en casa, mientras que, otros niños, tienen problemas de atención y esto dificulta su aprendizaje.

Miedo de los adolescentes a los exámenes

7. Las notas no son lo único

Explicarle que las notas no cambian su imagen como persona, ni el cariño de los padres. Un adolescente puede sentir que no merece al amor de sus padres si no es capaz de alcanzar el éxito, hay que asegurarle que pase lo que pase, el apoyo de los padres es algo con lo que siempre podrá contar.

8. Estudiar y... ¡jugar!

Respetar su tiempo libre, que es aún más importante en esta época. Asegurarse de que tiene tiempos de ocio necesarios para desconectar y cambiar de ambiente, salir y realizar otras actividades, a poder ser fuera de casa, con los amigos o con los padres, y hacer algunos descansos cortos para desconectar durante el estudio, como escuchar música.

9. Estudiar todo al final... ¡error!

Asegurarse de que no altera sus costumbres. Las maratones de estudio y los atracones a productos con cafeína o azúcar rompen los ritmos del adolescente, y acaban provocando más cansancio y menos concentración. Es importante establecer unas costumbres y tiempos, y respetarlos.

10. Ayuda afrontar el miedo al examen

Quitar importancia al examen, bromeando o con comentarios para tranquilizarle y reducir la ansiedad. Saber que hay otras opciones u oportunidades ayudará a disminuir la presión sobre la siguiente prueba.

Ver también: Cómo aydar a tu hijo a superar el miedo al examen

Anatol Lapifia

Artículos relacionados

Comentarios (5)

24 may 2017 20:24 José Luis Rodríguez

Hay que tomar en cuenta que nuestros hijos no estan tan estresados como nosotros los adultos, hay que tenerles mucha paciencia :).
Gracias.

24 may 2017 13:58 Susana Escobar

Gracias por sus consejos me cayó como anillo al dedo muy interesantes...

02 dic 2016 00:05 pilar

Muy útil el artículo

30 nov 2016 13:02 Esther

Me parecen consejos muy buenos, pero no siempre somos capaces de seguirlos.

03 dic 2014 19:15 Editorial Dismes

Estupendo artículo, Teresa!

Los consejos que proponéis nos parecen muy interesantes y ayudan a que, tanto padres como hijos, adquieran una perspectiva de esta etapa más natural y menos cargada de estrés y negatividad.

Desde la Editorial Dismes, os invitamos a conocer nuestros materiales adaptados a personas con necesidades educativas especiales (N.E.E.), colectivo que creemos necesita una ayuda extra y requiere, como bien decís, una especial atención a su ritmo de aprendizaje para favorecer la consecución sus metas.

Saludos!

Editorial Dismes – Fundación Integra