Meningitis infantil. Causas, síntomas y tratamiento

Cómo detectar y tratar la meningitis en los niños

Hay enfermedades infantiles benignas, mientras que otras hacen saltar nuestras alarmas. la meningitis es una de las enfermedades que más secuelas pueden producri en los niños.

Conocer las causas y síntomas más comunes de la meningitis es clave para poder encontrar el tratamiento más adecuado. Te explicamos todos los detalles sobre esta enfermedad para poder prevenirla. 

Meningitis infantil 

Los síntomas y tratamiento de la meningitis en niños

¿Qué es la meningitis y cuál es su causa?

La meningitis consiste en la inflamación de las membranas que recubren el cerebro (meninges) y del líquido que ocupa el espacio entre ellas (líquido cefalorraquídeo), que habitualmente tiene una causa infecciosa

Cualquier germen que infecte el organismo puede producir meningitis.  Las producidas por virus (meningitis víricas), que son benignas. Y las más frecuentes y de mayor gravedad que son las de origen bacteriano

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas comunes a cualquier tipo de meningitis son cefalea, fiebre, náuseas, vómitos y rigidez de nuca. Esta rigidez consiste en la resistencia de la musculatura cervical a la flexión activa o pasiva de la cabeza, asociada a dolor local.

También puede acompañarse de alteración del nivel de conciencia, crisis convulsivas y otros síntomas y signos neurológicos. En los niños pequeños las únicas manifestaciones clínicas pueden ser apatía, llanto y rechazo de la alimentación. 

¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico de la meningitis es necesario el estudio del líquido cefalorraquídeo, que se extrae mediante una punción lumbar. Debe realizarse lo antes posible si no hay contraindicaciones. En algunos casos, cuando se sospecha la presencia de una masa intracraneal, la punción lumbar se pospone hasta obtener una prueba de neuroimagen (TAC  o Resonancia magnética cerebral). El examen del líquido cefalorraquídeo permite identificar el agente causante de la meningitis en la mayoría de los pacientes.

¿Cuál es el tratamiento?

La meningitis es una urgencia médica. El tratamiento incluye medidas de soporte vital e iniciar cuanto antes el tratamiento antibiótico (en el caso de la meningitis bacteriana). Si se puede determinar el germen causal mediante el estudio de líquido cefalorraquídeo se debe instaurar tratamiento antibiótico específico.

En caso contrario comienza un tratamiento empírico que debe ir dirigido a los patógenos más frecuentes de acuerdo con la edad del paciente y sus antecedentes de enfermedad y, dependiendo de los resultados del cultivo del líquido cefalorraquídeo, será o no modificado posteriormente.

¿Cómo se puede prevenir?

La prevención de la meningitis se hace mediante dos medidas principales: la vacunación y la quimioprofilaxis. Con la vacunación se inmuniza al individuo contra un germen y se evita así que adquiera la infección. La quimioprofilaxis consiste en la administración de un antibiótico durante cortos periodos de tiempo a las personas que han estado en contacto con un paciente diagnosticado de meningitis. Con ello se consigue erradicar el germen en los portadores sanos y se evita su diseminación.

Dr. Pablo Irimia Sieira. Especialista en Neurología

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!