Y ahora ... volviendo a la vida después de Covid-19

Miguel González-Durán Muñoz, CEO de The Modern Kids Family, analiza la posición de las marcas tras la crisis del coronavirus

Llevamos 40 días de confinamientoy muchas cosas han ido cambiando desde el primer día que nos metimos en casa. Este tiempo de "encierro" , es un tiempo también para la reflexión.

THE MODERN KIDS & FAMILY nos comparte lo observado pensando en el día después. Ese en el que no todo seguirá siendo igual y ese en el que tendremos nuevas oportunidades para construir un futuro y una relación con nuestros consumidores basada en los aprendizajes que nos ha dejado este periodo.

Empecemos...

La vida después del covid-19

Los niños y los jóvenes están pasando el periodo más largo y más intenso de convivenciacon sus padres y madres. 24 horas al día. Esta novedad no esperada es fuente de conflicto pero también una nueva oportunidad de redescubrimiento.

Hemos descubierto que la escuela necesita cambiar algunos paradigmas sobre educación y las familias también. Ahora caemos en la idea de que la escuela no puede ser tan solo una transmisora de contenidos sino que debe ser activa educadora para la vida.

La digitalización en el hogar se ha instalado y se ha convertido en la maestra, compañera de juegos, entrenadora, cocinera, facilitadora, niñera y psicóloga aliada de todos.

Hemos trabajado como nunca nuestra capacidad de resiliencia y los niños han vuelto a ser maestros para los adultos.

Muchos padres y madres han descubierto su capacidad creativa y aventurera, han sacado al niño o niña que llevaban dentro y se han puesto a interactuar con sus hijos, convirtiendo la casa en un espacio de aventuras.

Nos hemos visto agradablemente sorprendidos con la primavera exuberante de nuestros parques, de nuestras ciudades, de los cielos azules y del aire limpio y nos hemos dicho y... ¿Por qué no lo mantenemos así?

Nos hemos emocionado viendo a nuestros hijos hacer carteles y pancartas para ponerlas en la ventana o en el balcón, recordarnos la hora para salir a aplaudir o animarnos diciéndonos "todo va a salir bien". Además, los niños y las niñas han mostrado una gran capacidad empática ante los problemas y sufrimientos de otros niños o familias en situaciones de riesgo o pobreza.

Los niños, las niñas y los adolecentes han conversado intensamente con sus padres y se han redescubierto, y los padres se han sentido "transformados en la visión de ciertas cosas por la sensibilidad mostrada por sus hijos" y han tomado mayor conciencia de que el futuro se empieza a construir en el presente.

Los adultos han descubierto una red que era propia de niños, Tik Tok, y también la han hecho suya.

Los chavales han convertido los juegos que permiten funcionalidades de chat en plataforma de redes sociales (la mayoría de los niños con los que hablamos usan "Fortnite" para chatear con sus amigos).

Estamos viendo un aumento de niños y niñas que usan aplicaciones como House Party o Zoom para seguir en contacto o relacionarse con sus compañeros del colegio. Para las marcas, estas comunidades digitales de niños serán un 'lugar' esencial para considerarlas interesantes para su comunicación.

Nos queda claro que desde ahora y post COVID, las marcas que no tengan propósito perderán oportunidades y espacio de preferencia entre los consumidores.

Sabíamos que los niños y sus familias ya prestaban cada vez más atención a las prácticas y valores de las marcas, ahora esto adquiere un a mayor dimensión. En estos días, estamos inundados de historias sobre minoristas que honran / no honran su compromiso con la sociedad.

Empresas que ofrecen comidas gratuitas o con descuento, que cambian su producción para fabricar suministros médico, que donan material sanitario u otros productos o que recaudan fondos para dedicarlos a las necesidades que esta pandemia ha creado. Empresas que se involucran con sus consumidores para ayudarles a superar la situación social generada y que, oportunamente, muestran una verdadera empatía con la sociedad. 

Las televisiones hablan de los gestos y acciones, de todo aquello que nos hace más humanos y nos hace más grandes como sociedad. Esa media hora diaria de noticias, es media hora de cuota de corazón, de noticias que generan opinión.

Las marcas con alma tienen la oportunidad de mantenerse comunicadoras durante la crisis para salir reforzadas en el día después.

Las familias y los niños están aprendiendo a escuchar y mirar las la televisión como nunca antes se había hecho. Los padres facilitan explicaciones comprensivas para que sus niños entiendan lo que las noticias cuentan, facilitando con ello, la creación de un ágora familiar. Por su parte, los adolescentes comparten con sus iguales, sus preocupaciones, sus deseos y su visión de la realidad a través de su ciberesfera.

Los niños y niñas a partir de 4 años han encontrado en Alexa, Siri y otras plataformas, amigos o amigas con las que mantener conversaciones.

Tendremos nuevos héroes. ¿Se puedes obtener una licencia del Sistema Nacional de Salud?, no tengo respuesta para esta pregunta pero si sé que, el personal que en él trabaja se han convertido en nuevos héroes y que la aspiración de los niños y las niñas irá muy ligada a las profesionales que durante el confinamiento se han convertido en referencia de "salvación". Y en este sentido, veremos como todos los profesionales se convierten en referentes aspiracionales para los niños y las niñas.

¿Qué será lo próximo y como las marcas podrán anticiparse o acompañar a sus consumidores en su nueva realidad? Síguenos y participa en nuestras próximas mesas redondas online.

Miguel González-Durán Muñoz

Miguel González-Durán Muñoz CEO THE MODERN KIDS FAMILY

 

THE MODERN KIDS & FAMILY es la primera agencia española especializada en Comunicación, Marketing y RSC dirigida a familias, infancia y adolescencia.

Anatol Lapifia

Artículos relacionados

Comentarios (1)

23 abr 2020 18:23 Mireia

Buen análisis.