Semana 6

Semana 6 de embarazo

Mi cuerpo cambia

En algunas embarazadas, las náuseas (ligadas a una superproducción de hormonas) aparecen muy pronto y vienen acompañadas de una sensación de gran cansancio. ¡Cuidado! No caigas en la tentación de automedicarte. Consulta siempre al médico. Al final del primer mes, la actividad de las hormonas ha transformado el útero. Tiene ya el tamaño de una mandarina, pero no se observan cambios en el vientre, desde fuera

Visitas médicas

Durante este primer trimestre de embarazo, tu ginecólogo te encargará una analítica completa de sangre y orina. También te realizarán el análisis de la triple screening, que medirá las probabilidades de tener un niño con Síndrome de Down.
¡Cuida tu dentadura! Acude al dentista para una revisión general y recuerda que debes decirle que estás embarazada (no te preocupes; el tomará las precauciones necesarias en caso de necesitar una radiografía).

Mi bebé crece

El embrión tiene 4 semanas de vida, mide 3 mm (como la pepita de una manzana), y pesa menos de un gramo. Su cabeza representa una cuarta parte de la longitud de su cuerpo, y los ojos, la nariz y la boca comienzan a dibujarse. Sus brazos y piernas son todavía muy cortos.
La nariz del embrión comienza a aparecer y sus párpados se están formando. Su columna vertebral ya está formada.
La sangre es el medio a través del cual recibe su suministro de nutrientes y oxígeno. Esta pasa a través del cordón umbilical al bebé a través de la placenta, un órgano con una gran cantidad de venitas.

A tener cuenta

¿Tienes ilusión por que tu bebé sea niño o niña? Quedan unas semanas para que el ginecólogo pueda darte esta información, pero los antiguos chinos utilizaban la tabla china de la concepción, no es un método muy científico pero puedes echarle un vistazo para ver si contigo acierta.

En cuanto confirmes tu embarazo, pregunta al ginecólogo todas aquellas cuestiones sobre las que te surjan dudas. Es conveniente ir apuntando en una libreta todo aquello que te preocupe para no olvidarte de ninguna cuestión importante cuanto tengas al especialista delante.
Desde el comienzo del embarazo, procura adoptar una buena higiene de vida, fundamentada en dos principios: una alimentación sana y equilibrada y pautas de sueño regulares y suficientes. Si practicas deportes de riesgo debes abandonar la práctica inmediatamente, sin embargo, las embarazadas pueden hacer ejercicio físico, de hecho es conveniente para mantenerse en forma y prevenir futuros dolores lumbares y a controlar el peso.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Semana 1 a 4 de embarazo

    Semana 1 a 4 de embarazo

  • Semana 5 de embarazo

    Semana 5 de embarazo

  • Semana 6 de embarazo

    Semana 6 de embarazo

  • Semana 7 de embarazo

    Semana 7 de embarazo

  • Semana 8 de embarazo

    Semana 8 de embarazo

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar