Semana 26

Todo lo que debes saber en la semana 26 de embarazo

semana 26

Mi cuerpo cambia

Dos situaciones en las que las relaciones sexuales con penetración están totalmente desaconsejadas: en caso de sangrados y cuando se presentan contracciones. Es la ocasión para aprender a vivir la sexualidad de otro modo.

En líneas generales, en el segundo trimestre de embarazo suele ser habitual un aumento en el nivel de respuesta sexual y, de hecho, algunas mujeres experimentan su primer orgasmo en esta etapa. En este periodo han desaparecido la mayoría de las molestias típicas de los tres primeros meses, lo que deriva en mayor bienestar y disponibilidad para las relaciones sexuales.

Visitas médicas

Enfoca la vista al médico como un diálogo beneficioso. Si la abordas con ese espíritu, ayudarás a que crear un clima de confianza con tu ginecólogo. Si notas contracciones frecuentes, no dejes de decírselo al médico.

En cualquier caso, es importante que tengas nociones sobre qué es una contracción y qué se siente. Generalmente, las mujeres notan un doloroso estiramiento de los músculos del útero, algunas mujeres notan el dolor en la barriga y otras en la espalda. Tienen a iniciarse como un dolor menstrual que va e n aumento, pero el dolor que se siente varía mucho de una mujer a otra.

Mi bebé crece

Tu bebé tiene 24 semanas de vida, mide 24 centímetros y pesa alrededor de 850 gramos. Tiene hipo a menudo, pero no parece que eso le moleste mucho. Desde el punto de vista médico, ya se le considera un bebé "viable", aunque necesitará ayuda para respirar y mantener la temperatura corporal, por lo que deberá permanecer en una unidad de cuidados neotanales.

El bebé ha crecido lo suficiente para que, cuando se mueve dentro del útero, no sólo lo notes tú, sino que si tu pareja pone la mano sobre tu abdomen, podrá notar perfectamente las pataditas y movimientos del feto.

A tener cuenta

Se habla mucho de los beneficios de la musicoterapia durante el embarazo. (En el mercado, existen CDs con música para embarazadas.) Algunos programas proponen incluso escuchar música específica durante el parto para aliviar el dolor y la ansiedad.

La voz de la madre y la música que a ella le agrada le estimulan y le transmiten bienestar. Compartir la música favorece una relación íntima, que fortalece los lazos afectivos entre madre e hijo, potencia la sensibilidad del niño y desarrolla su sistema nervioso, favoreciendo su desarrollo afectivo, cognitivo, sensorial, motor y social.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Semana 1 a 4 de embarazo

    Semana 1 a 4 de embarazo

  • Semana 5 de embarazo

    Semana 5 de embarazo

  • Semana 6 de embarazo

    Semana 6 de embarazo

  • Semana 7 de embarazo

    Semana 7 de embarazo

  • Semana 8 de embarazo

    Semana 8 de embarazo

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar