Opciones para el cuidado del bebé

Opciones para el cuidado del bebé

Unos meses después del nacimiento, es posible que preciséis delegar el cuidado de vuestro bebé.

Los motivos por los que los padres deciden que otras personas cuiden a su bebé durante un período de tiempo al día son:

-  Porque finaliza el periodo de baja maternal, y ambos miembros de la pareja trabajáis a tiempo completo.

-  Porque necesitáis tiempo para poder atender el resto de cargas familiares (cuidado de otros hijos, tareas domésticas…).

Es conveniente elegir la opción que mejor se adapte a vuestra situación personal:

Guardería. Actualmente las guarderías disponen de personal cualificado y ofrecen servicios de alta calidad. Favorecen el aprendizaje, la adquisición de habilidades y la socialización del bebé. En ocasiones, es difícil conseguir plaza en el centro deseado ya que las plazas disponibles son limitadas. Por ello, suele ser necesario realizar la reserva con mucha antelación.Cuando la guardería no está subvencionada, su coste es elevado. Otros de los posibles inconvenientes son que su horario no se adapte a vuestras necesidades o que no dispongáis de personas de apoyo que puedan cuidar del bebé cuando se encuentre enfermo y no pueda acudir a la guardería.

Cuidador ajeno a la familia. Otra opción es contratar una persona que se dedique al cuidado de vuestro bebé. Si tenéis más hijos, también puede asumir su atención. En este caso, es factible establecer el horario del cuidador en función de vuestras necesidades. Además, puede contribuir a realizar las tareas del hogar. Entre sus desventajas están el elevado coste y la dificultad para seleccionar una persona de confianza y capacitada para dedicarse al cuidado de un bebé.

- Cuidador de la familia. Con frecuencia, los abuelos asumen el cuidado de los nietos hasta que comienzan el colegio a los 3 años de edad. Esta alternativa no supone un gasto adicional y os da tranquilidad pues sabéis que vuestro bebé está atendido por una persona de confianza. Aunque los abuelos tengan plena disponibilidad, no debéis exigirles más dedicación de la que ellos estén dispuestos a  ofrecer.

Sea cual sea la opción elegida, recordad que  los padres sois los responsables de la crianza y la educación de los hijos. A vosotros, y no a terceros, os corresponde tomar las decisiones sobre el cuidado de vuestros hijos.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Duración del embarazo

    Duración del embarazo

  • La habitación del bebé

    La habitación del bebé

  • Un bebé… ¿para cuándo?

    Un bebé… ¿para cuándo?

  • Cómo preparar a mi hijo para la llegada de un hermano

    Cómo preparar a mi hijo para la llegada de un hermano

  • Diez errores comunes de los padres primerizos

    Diez errores comunes de los padres primerizos

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!