Control médico y seguimiento después del embarazo

Control médico y seguimiento después del embarazo

Actualmente, la revisión puerperal es llevada a cabo por la matrona en el centro de salud.

Después del embarazo hay que llevar un seguimiento, lo hará la matrona e incluye dos visitas:

Primera visita. Se recomienda realizarla a los 10 días de parto. La matrona valora los siguientes aspectos:

o Signos vitales: tensión arterial y temperatura.

o Palpación del fondo uterino y examen de loquios.

o Revisión del periné o la incisión quirúrgica en caso de cesárea.

o Exploración de las mamas.

o Información sobre lactancia materna, higiene, alimentación…

Segunda visita. Se realiza aproximadamente a los 40 días del parto. En esta ocasión, la matrona valora las siguientes cuestiones:

o Estado general: signos vitales, color de piel y mucosas, presencia de agotamiento excesivo…

o Peso: en caso de no haber recuperado el peso previo al embarazo, se aconseja sobre dieta adecuada.

o Exploración de las mamas: para descartar signos de mastitis.

o Examen del periné o la incisión abdominal en caso de cesárea.

o Tono muscular del suelo pélvico.

o Presencia de incontinencia urinaria o fecal (eliminación involuntaria de orina o heces).

o Información sobre métodos anticonceptivos.

o Resolución de dudas.

Además, es conveniente acudir al centro de salud o al servicio de urgencias del hospital de referencia si después del alta hospitalaria la puérpera presenta alguno de los siguientes signos:

- Fiebre superior a 38ºC.

- Hemorragia vaginal mantenida.

- Loquios malolientes.

- Signos de infección de la episiotomía o la incisión quirúrgica de la cesárea: dolor, enrojecimiento y secreción de líquido purulento.

- Dificultad respiratoria.

- Escozor al orinar.

- Ingurgitación mamaria o signos de mastitis: dolor, enrojecimiento y calor en una o ambas mamas.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!