Pruebas diagnósticas para el tercer trimestre

Pruebas diagnósticas para el tercer trimestre

Si tu embarazo transcurre con normalidad, el obstetra te citará para control y seguimiento cada 4 semanas aproximadamente.

Además, durante el tercer trimestre te realizarán las siguientes pruebas diagnósticas:

Analítica de sangre (33-34 semanas). Suele incluir:

-   Hemograma. Para descartar la existencia de anemia

-   Bioquímica. Para valorar los niveles de colesterol, glucosa, hierro y ferritina entre otros parámetros.

-   Estudio de coagulación. Antes de cualquier acto anestésico (analgesia epidural) o intervención quirúrgica (cesárea) es importante conocer el estado de la coagulación.

-   Serología de toxoplasmosis cuando en las analíticas anteriores el resultado ha sido negativo. Permite saber si has padecido dicha enfermedad en las últimas semanas.

-   Serología de sífilis, VIH, hepatitis B y hepatitis C si en las analíticas previas los resultados han sido negativos y existen factores de riesgo.

Ecografía (32-36 semanas). Objetivos:

-   Evaluar la anatomía y la estática (colocación) del bebé.

-   Valorar el latido cardiaco y los movimientos del bebé.

-   Estimar el crecimiento del bebé a partir de la medición de la cabeza, el abdomen y el fémur entre otras cosas.

-   Localizar y observar las características de la placenta y el cordón umbilical.

-   Estimar el volumen de líquido amniótico.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

ü  Exudado vagino-rectal (35-37 semanas). Para detectar la presencia de la bacteria  Estreptococo agalactie. Cuando el resultado es positivo, durante el trabajo de parto recibirás tratamiento antibiótico para prevenir que el recién nacido desarrolle una infección.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!