Saben leer, pero ¿les gusta realmente leer?

Los niños necesitan tiempo para tomarle gusto a la lectura. El placer de leer no surge en un instante. La televisión y los videojuegos tienen a su favor un atractivo inmediato. En un libro, en una revista, hay que descubrir el encanto página a página.

¿Tienen los niños tiempo de leer?

La lectura precisa tiempo y, probablemente, a ellos no les queda demasiado, entre las clases, los entrenamientos, la natación, el tenis, los juegos... Y leer también requiere cierta calma.

¿Les interesa la lectura a los niños?

Los niños pueden desmotivarse completamente a causa de un libro que no les interesa en absoluto. Tal vez ha sido mal elegido o, sencillamente, no les resulta atractivo. ¡Pues nos olvidamos de ese libro! Habrá que buscar algo más adecuado.

¿Los padres y los maestros leen todavía cuentos a sus niños?

Hay un desfase entre lo que los niños son capaces de leer solos y la cantidad de temas que les interesan. Por eso, es necesario acompañarlos un poco más en el camino de la lectura. Escucharán con verdadero placer historias algo complicadas, que no lograrían entender bien si las leyeran solos.

¿Consiguen los padres un hueco para leer?

Tal vez no. La familia, el trabajo, la casa... Imposible llegar a todo cuando se vive con un cronómetro en la mano. Y, si hay que renunciar a algo, por supuesto se van dejando los pequeños placeres personales.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!