Los peluches de los bebés y niños: la importancia del objeto de transición

El uso de peluches para que el niño supere la separación de la madre

Muchos niños tienen un animal de peluche favorito o un objeto cotidiano que adoran. Los psicólogos lo llaman objeto de transición ya que les ayuda a sentirse tranquilos y seguros en el proceso en el que están viviendo un distanciamiento de sus padres, por ejemplo, para ir pasar más tiempo en el colegio, con los abuelos, etc. 

El objeto de transición les ayuda a aliviar la ansiedad por separación, reconforta y da seguridad y apoyo. Para muchos niños es una de las cosas más importantes en la vida. Por lo tanto, es importante que los padres respetemos este objeto de apego. ¿Quieres saber más sobre la importancia del objeto de transición como pueden ser los peluches para bebés y niños?

La importancia del peluche para bebés y niños

la importancia del peluche para bebés y niños

Cuando el niño o la niña comienza a pasar tiempo en el que no está su madre o su padre, esa figura de referencia con la que ha pasado tanto tiempo, busca consuelo en su osito de peluche u otro elemento que le resulta familiar. Es lo que los psicólogos llaman objeto transicional: un objeto que le ayuda a pasar este drástico cambio, que le da seguridad, que le recuerda a su madre o su padre, que mitiga su ausencia, que le une al mundo.

Artículo recomendado

Este objeto de transición no siempre es un peluche, no es tan sencillo. Unas veces, le cuesta elegir entre un motón de peluches a cual más atractivos; otras, prefieren fijar la vista en un trozo de papel pintado de la pared de su habitación, sentir el olor de su cuna; escuchar el sonido de una caja de música, acariciar una pequeña almohada. Los objetos de apego pueden ser cualquier cosa y están ahí, aunque los adultos no los perciban. En cualquier caso el efecto es igualmente tranquilizador. Es algo frecuente que los niños entre 1 y 4 años tengan ese peluche favorito u objeto de apego que les ayuda cuando están viviendo una situación que les perturba.

Y, son tan importantes, incluso aunque estén viejos, deshilachados, rotos o feos, porque es uno de las primeras cosas que el bebé escoge por sí mismo. Para muchos niños, los peluches son la primera relación elegida por ellos mismos.

Un estudio de elaborado por la cientírica estadounidense Katelyn S. Leiter de la Universidad de Carolina del Este también demostró que los niños prefieren usar sus peluches para conciliar el sueño.

El proceso de separación de los padres y la importancia del objeto de transición

Puede suceder que el niño o la niña, de una manera natural, sin necesidad de acudir a un objeto de apego como tabla de salvación, solvente solo la ausencia de la madre o el padre sin requerir de ningún apoyo. Y la falta de necesidad de este objeto en ningún caso debe ser motivo de preocupación para los padres, sino de tranquilidad porque es un síntoma de autonomía del bebé, un signo de serenidad, de fuerza interior que le permite digerir bien las situaciones angustiosas o adversas y adaptarse a las circunstancias.

¿Hay que proponer el uso de un peluche al niño? Depende, si el bebé se separa de su madre sin demasiadas dificultades, se duerme sin problemas por la noche, va a la guardería contento, se queda con la cuidadora sin llorar, ¿para qué vamos a crearle esa dependencia?

En caso de dificultar ante la separación de la madre o el padre porque comienza en la guardería, ha de pasar tiempo en casa de los abuelos o con un cuidador, un muñeco blando y suave que le recuerde el regazo materno o un pañuelo impregnado en el perfume de su madre hará más fácil la separación.

Algunos bebés sienten tal necesidad de estar junto a su madre que ningún peluche va a paliar la angustia de la separación. Son niños inconsolables cuando la mamá se va, sólo se duermen en sus brazos, se despiertan llamándola sin cesar. El bebé no puede separarse de la madre, pero ¿puede la madre separarse del bebé? Es el momento de reflexionar sobre la relación que se ha creado entre el bebé y la madre. En estos casos, es conveniente acudir al especialista en busca de consejo. Es práctico para todos.

Ideas respecto a los peluches para bebés y niños

Los peluches de los niños

- Si bien los peluches sintéticos pueden ser muy atractivos y bonitos, aquellos hechos de materiales naturales son una opción más segura.

- Comprueba que no tenga elementos que se puedan desprender fácilmente y el niño pueda tragar. Recuerda que los niños pasan fases en las que chupan todo aquello que tienen a su alcance.

- No pongas ningún juguete de peluche en la cuna de bebés muy pequeños ya que podrían caer sobre su carita y sofocarse.

- No restes importancia a la sensación de tranquilidad que aportan a los niños. No lo tires porque te parece que está feo, intenta repararlo para que el niño pueda seguir teniendo este objeto de peluche.

- No se es mayor para tener un peluche u otro objeto de apego.

Resumen

Los estudios de psicología sobre la conducta en bebés ponen de relevancia el proceso  inevitable de separación de la madre. Llega un momento en el que la madre no puede mantener un contacto físico continuo con su hijo. Esto crea un conflicto y, en muchas ocasiones, el peluche aparece en esta fase de transición. El bebé lo elige voluntariamente como sustituto. Le ayuda a vivir esta situación con más calma y le aporta seguridad. 

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!