Cómo mejorar el aprendizaje en la infancia según la neurociencia

Pautas que mejoran la memoria en los niños y, por lo tanto, su forma de aprender

Cualquier profesor, educador o padre, está deseoso de que el niño aprenda de una forma fluida, eficaz, sencilla y positiva. Nati Rodado, pedagoga especializada en neurodesarrollo nos da unas claves para poder mejorar el aprendizaje de los niños según la neurociencia, que es la ciencia que estudia el sistema nervioso y todos sus aspectos. Una serie de sencillas pautas que podemos poner en práctica padres y maestros ayudan a mejorar la mejoria del niño a estimular su aprendizaje.

Ver también: cómo facilitar el aprendizaje de los niños

Pautas para mejorar el aprendizaje en la infancia según la neurociencia

Mejorar el aprendizaje en la infancia

En este artículo se explica cómo la actividad física, la alimentación y el sueño mejoran las condiciones cerebrales para mejorar el aprendizaje de los niños y formar memorias robustas y duraderas.

Con este mismo objetivo, mejorar el aprendizaje en la infancia según la neurociencia, además de los anteriores puntos clave, son importantes una serie de métodos de aprendizaje activos como:

- El entrenamiento de la memoria de trabajo.

- La reconstrucción sistemática y frecuente de lo aprendido

- Una guía del estudio mediante preguntas y la realización de exámenes orales, sistemas que han demostrado igualmente su eficacia para activar los mecanismos cerebrales que generan ese tipo de memorias y mejoran la educación en cualquier nivel de enseñanza.

La importancia de la alimentación para el aprendizaje

El cerebro es nuestro centro logístico, posee todo el control y la supervisión de las actividades del sistema nervioso. Su importancia viene avalada por su elevado consumo energético, y es que, a pesar de no ser el órgano más voluminoso, si es el que consume más energía.

De esta manera, una dieta apropiada favorece mejor el aprendizaje, las dietas hipercalóricas y el consumo de grasas saturadas limitan la capacidad de aprendizaje, debido a su alta cantidad de componentes químicos tóxicos.

Por el contrario una dieta adecuada, una dieta sana y nutritiva, produce una prolongación en las expectativas de vida, así como una mejoría cognitiva e incluso va muy asociado con la memoria y el estado de ánimo.

Pongamos en práctica esta premisa con nuestros hijos y alumnos: "sana alimentación, sana memoria, sana salud física".

De ahí la suma importancia de cómo el tipo de alimentos que ingerimos influye de manera en el funcionamiento del cerebro y la respuesta de las redes neuronales. No voy a hablar sobre la neurobiología porque no es mi campo, pero sí creo importante mencionar todas las neurociencias que se pueden aplicar a la educación y cómo se puede hacer uso y aprovechamiento de ellas. 

El ejercicio físico y la mejora del aprendizaje en los niños

Otra sugerencia desde mi punto de vista además de la alimentación es el ejercicio físico practicado con regularidad, especialmente de tipo aeróbico. El deporte para niños y mayores es muy positivo ya que mejora la oxigenación, es un potente recurso para generar neuronas, mejora la actividad cerebral y los mecanismos de plasticidad.

La planificación a la hora de que los niños aprendan

La actividad mental incrementa el metabolismo en las áreas cerebrales que controlan la actividad, por lo tanto, un ambiente familiar con una mayor riqueza de estímulos genera una mayor reserva cognitiva, una mayor activación mental.

Tenido en cuenta todo esto voy a añadirle un factor estratégico importante para los proesores y para implementar el uso de la memorización como potenciador de memoria valga la redundancia plenamente dicha: la planificación de nuestro alumnado en el uso de estrategias es muy importante.

Debemos de enseñar a elaborar y organizar esquemas o mapas conceptuales, a realizar baterías de preguntas y respuestas y una repetición constante y de lo aprendido para generar memoria.

Esto lo que denominamos los neurocientíficos de la educación el feedback o el forward, es decir, el aprendizaje mediante la repetición,y la retroalimentación.

Todo esto viene avalado en cientos de publicaciones, pero a mi opinión viene muy condensado en el método HERVAT fantástico método neuroeducativo del que fue mi profesor don Tomás Ortiz Alonso aplicado en más de 30 colegio s en España y más de 5000 alumnos. El programa neuroeducativo HERVAT se ha de aplicar diariamente, cinco minutos antes de cada clase o programa de aprendizaje, y consiste en ejercicios de Hidratación, Equilibrio, Respiración, Visión, Audición y Tacto.

Naty Rodado Hernandez
Pedagoga especializada en neurodesarrollo
Neurologopeda y perito judicial.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!