Prevención: niños y medicamentos

Mantener los medicamentos fuera del alcance de los niños

niños medicamentos

Miles de niños resultan intoxicados cada año en España por tomar medicamentos accidentalmente. La mayoría de esos accidentes podrían haberse prevenido si los padres o personas al cuidado de esos niños se hubieran informado debidamente y hubieran tomado las medidas necesarias.

Expertos en toxicología aconsejan a padres, educadores o cuidadores de niños tomar las siguientes precauciones.

Consejos para evitar la intoxicación de los niños

1. Mantén siempre todos los medicamentos fuera de la vista y del alcance de los niños. No hagas ninguna excepción a esta regla.

2. Asegúrate de que todos los medicamentos están guardados en sus envases originales. Recuerda que ?cierre resistente a los niños• no quiere decir ?a prueba de niños?, de modo que, incluso con tapas difíciles de abrir, debes asegurarte de guardar los medicamentos en armarios o cajones cerrados con llave o con cerraduras especiales.

3. No dejes jamás un medicamento ni otra sustancia peligrosa en la mesa o la encimera de la cocina ni en bolsos o bolsas de plástico al alcance de los niños. Un minuto de distracción puede ser suficiente para que el niño se haga con el fármaco.

4. Vuelve a colocar enseguida la tapa en el frasco del medicamento después de usarlo.

5. No tomes nunca un medicamento delante de tus hijos. Los niños suelen imitar lo que hacen los mayores.

6. No digas nunca a un niño que los medicamentos son golosinas o que saben como golosinas, ni siquiera para conseguir que se lo tome. Eso puede animarle a tomar otros fármacos pensando que son dulces.

7. Cuando vayas de visita o a pasar unos días en otra casa, vigila que no haya medicamentos al alcance de los niños.

8. Ten siempre a mano (pero lejos del alcance de los niños) un frasco de jarabe de ipecacuana (en farmacias), pero no lo emplees sin que te lo diga tu médico o el centro de toxicología.

9. Si contratas a un canguro para que cuide a tu hijo o dejas al niño al cuidado de un amigo o familiar, asegúrate de que éste tiene a mano el teléfono del pediatra y del centro de toxicología. Deja el número a la vista (en la nevera o junto al teléfono).

Marisol Guisasola

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!