Mi hijo tiene asma, ¿qué puede hacer la homeopatía por él?

El efecto de la medicina homeopática en niños con asma

Si tu hijo/a tiene problemas respiratorios recurrentes y síntomas como fatiga, pitos o silbidos al respirar, tos y sensación de opresión en el pecho, ¡puede padecer asma!

Cada primer martes de mayo la Organización Mundial de la Salud conmemora el Día Mundial del Asma, una enfermedad cuya incidencia va aumentando en los países desarrollados a causa de la fuerte contaminación. Concretamente en España, el asma afecta a entre un 5 y un 7% de la población y aunque puede afectarnos a cualquier edad, los primeros síntomas suelen aparecer en la infancia. ¿Sabemos realmente qué es el asma?

¿Qué es el asma?

Niño con asma

El asma es una enfermedad pulmonar crónica en la cual los bronquios se inflaman y obstruyen –se estrechan limitando la entrada y salida de aire en los pulmones- lo que provoca que se vuelvan más sensibles a determinados agentes ambientales a los que se conoce como desencadenantes. Estos pueden ser desde ácaros del polvo, pólenes y pelo de gato hasta virus respiratorios, el humo del tabaco, el ejercicio físico, ciertos medicamentos y algunas substancias químicas.

¿Podemos prevenir el asma?

El asma no tiene curación pero sí tratamientos destinados a conseguir el control de la enfermedad, evitando los síntomas y espaciando las crisis, con los menores efectos secundarios y con la menor dosis de medicación, algo esencial principalmente cuando hablamos de niños.

Los antiinflamatorios, que reducen la inflamación de los bronquios, y los broncodilatadores, que los dilatan, son los principales grupos de medicamentos con los que cuenta la medicina convencional frente al asma.

Además, es importante que los niños sepan y entiendan qué les pasa y cómo pueden prevenirlo siguiendo algunas recomendaciones como:

- Evitar el contacto con los factores desencadenantes.

- Seguir al pie de la letra las indicaciones del médico y cumplir con los horarios de cada toma.

- Reconocer los síntomas. Es fundamental reconocer los signos de empeoramiento como el incremento de la tos, la opresión en el pecho, los pitos o silbido, la dificultad para respirar o los despertares nocturnos.

- Mantener la calma ante una crisis asmática, tanto padres como niños. Es fundamental intentar estar relajado y tener siempre a mano las instrucciones del médico y el tratamiento

¿Qué puede hacer la homeopatía?

Cuando se trata de asma, la homeopatía es un excelente aliado de la medicina convencional ya que puede cumplir dos funciones diferentes: por un lado, alivia los síntomas de las crisis de asma, sobre todo, en el asma de origen alérgico o cuando el desencadenante es emocional; y por otro lado, el especialista en Homeopatía puede indicar el tratamiento más adecuado para modificar y regular la forma exagerada en la que reaccionan las vías respiratorias disminuyendo el uso de otros medicamentos más “agresivos” como las corticoides.

Además, los medicamentos homeopáticos pueden ser utilizados por los niños durante periodos prolongados ya que no se han descrito interacciones ni contraindicaciones y no provocan somnolencia ni ningún otro efecto adverso que les impida hacer su vida normal. En definitiva, los medicamentos homeopáticos mejorarán la calidad de vida de nuestros hijos.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (1)

04 oct 2012 00:51 cecilia

Gracias. muy clara la explicación, vamos a probar homeopatía.