Cómo curar el resfriado a los niños

Ideas y trucos caseros para combatir el catarro

Caldo de gallina, infusiones, gárgaras... A falta de un medicamento eficaz, los remedios caseros siguen siendo la mejor manera de combatir el resfriado común tanto en niños como en adultos.

Unos 200 virus distintos del resfriado pululan en el ambiente durante los meses fríos. A pesar de tan amplio ejército de enemigos, la ciencia sigue sin encontrar un fármaco eficaz.

Cómo combatir el resfriado común en niños y adultos

Trucos para combabir el refriado en niños y adultos

1. El caldo de gallina con verduras: es un cóctel de nutrientes que propicia la curación. Para empezar, tomar un líquido caliente alivia la congestión. Pero, además, el caldo de gallina que proponemos contiene vitaminas A, C, B1, B2, B3, B12 y ácido pantoténico, y minerales como calcio, hierro, magnesio y cinc. Una combinación perfecta para potenciar las defensas.

Para preparar un caldo curativo pon a cocer en 2,5 litros de agua: media gallina con su hueso; 4 zanahorias, 3 puerros, 2 cebollas, 2 dientes de ajo, 1 tomate, 1 rama de apio, todo ello entero y bien lavado. Poner a cocer en la olla rápida durante una hora. Colar. Se conserva varios días en la nevera.

Una idea: para los niños poco aficionados al caldo, se puede convertir éste en puré, triturando todas las verduras con el caldo. Para hacerlo aún más apetitoso, se puede servir con unos “barquitos” de pan frito.

2. Infusiones con miel: al beber infusiones no solo tomamos líquido caliente, sino que inhalamos vapor (las bebemos a sorbos, porque tardan en enfriarse), y el vapor fluidifica las secreciones nasales. En cuanto a la miel, varios estudios han corroborado su poder antiséptico.

3. Gotas de agua con sal o de suero salino: Tienen un doble efecto antiséptico y antiinflamatorio y ayudan a descongestionar la nariz. Si el niño es mayorcito y las tolera, las gárgaras de agua con sal son uno de los mejores remedios para los problemas de garganta.

4. Los remedios de la abuela: las recetas tradicionales del invierno rebosan de ciruelas e higos secos, pasas, orejones... Al repasar libros de cocina antiguos, vuelvo a comprobar cómo nuestras abuelas intuían que las frutas secas son la alternativa perfecta en los meses fríos. Más ricas en fibra y en minerales que las frescas –un plus importante en épocas de catarros y gripes–, los expertos no dejan de recordarnos que las frutas secas “también son fruta”.

Un dato que conviene tener en cuenta: en cuestión de calorías, 500 gr de fruta seca equivalen a 3 kilos de fresca.

Marisol Guisasola. Periodista experta en salud

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Prevenir el catarro con homeopatía

    Prevenir el catarro con homeopatía

  • Homeopatía para gripes y constipados

    Homeopatía para gripes y constipados

  • Fiebre en los niños

    Fiebre en los niños

  • Cómo tratar la gripe y el catarro con homeopatía

    Cómo tratar la gripe y el catarro con homeopatía

  • 10 consejos para vencer a la gripe con homeopatía

    10 consejos para vencer a la gripe con homeopatía

Comentarios (1)

01 oct 2012 05:29 lourdes rosales lópez

MUY BIÉN YA NO ME ACORDABA DE ESTOS Y SI, REALMENTE SON BUENISIMOS.