Osteoporosis: prevención desde la edad pediátrica

Una vez establecida la osteoporosis en el adulto, es muy difícil de revertir y el tratamiento actual no está exento de efectos secundarios, sobre todo a largo plazo. Por esto es cada vez más necesaria su prevención, desde la edad pediátrica.

Dra. Cristina Azcona San Julián Especialista en Pediatría. Unidad de Endocrinología Pediatrica Consultor Clínico Departamento de Pediatría CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

En los países desarrollados ha aumentado considerablemente la esperanza de vida en este último siglo. Esto propicia el desarrollo de estrategias preventivas encaminadas a disminuir la incidencia de múltiples patologías, entre ellas la osteoporosis, para mejorar calidad de vida de la población. En Estados Unidos un millón y medio de fracturas cada año son atribuibles a la osteoporosis, con un coste anual de 10000 millones de dólares por año. En España diversos estudios destacan también el alto coste de las fracturas secundarias a la osteoporosis. Una vez establecida la osteoporosisen el adulto, es muy difícil de revertir y el tratamiento actual no está exento de efectos secundarios, sobre todo a largo plazo. Por esto es cada vez más necesaria su prevención, desde la edad pediátrica. Ésta puede realizarse tanto adquiriendo un pico de masa ósea adecuado, como evitando su pérdida acelerada una vez conseguido dicho pico.

Existen unos mecanismos eficaces que conducen a una retención neta diaria de calcio y fósforo desde el periodo fetal hasta el inicio de la edad adulta. Así, el pico de masa ósea se alcanza, entre los 20 y 25 años, y se mantiene durante varios años. La mayor pérdida de masa ósea tiene lugar durante la quinta y sexta décadas de la vida y sobretodo en mujeres tras la menopausia. La absorción intestinal de calcio varía con la edad, con la ingesta de fitatos, oxalatos y fibra, que disminuyen la absorción de calcio, y con la ingesta de lactosa que favorece su absorción. Otros factores como los niveles plasmáticos de 1,25-(OH)2 vitamina D y el genotipo de su receptor, influyen también en la absorción de calcio intestinal. Se discute si los niños que reciben suplementos de calcio adquieren unos valores de masa ósea superiores a los de los niños control o si por el contrario únicamente les permite alcanzar antes el pico de masa ósea. La eliminación urinaria de calcio también varía con la edad. La reabsorción es estimulada por la parathormona (PTH) y se inhibe por dietas ricas en aportes proteicos y sodio. Existen otros factores que influyen en la mineralización ósea como los endocrinos (GH, IGF-I, citoquinas, gonadotrofinas y esteroides gonadales, corticoides, calcitonina, tiroxina y leptina), los factores mecánicos y los factores genéticos.

Para el estudio de la masa ósea se han desarrollado técnicas no invasivas, entre ellas la absorciometría fotónica simple, la absorciometría fotónica dual, la densitometría de rayos X de doble energía (DEXA), y la tomografía axial computerizada cuantitativa. De ellas la más utilizada en pediatría es la DEXA, por su alto índice de reproductibilidad (99%), su escaso error de precisión (1%), y su baja dosis de radiación (1-2 mRem) en comparación con las otras técnicas.

En los últimos años se han diseñado diversos sistemas de medición de la mineralización ósea mediante ultrasonidos que informan también de la elasticidad del hueso y su microarquitectura. Se ha desarrollado un sistema que mide la atenuación ósea y la velocidad del ultrasonido en el calcáneo. El inconveniente de este método es la propia localización en la que se realiza la medición ya que es el calcáneo un hueso sometido a mayor traumatismo por estrés que otros. El segundo, la osteosonografía, mide la velocidad de transmisión del ultrasonido en la metáfisis distal de la falange proximal de los cuatro últimos dedos de la mano no dominante. Se elige este lugar por poseer un recambio óseo de características similares al tejido óseo corporal, y ser muy sensible a las variaciones en el metabolismo mineral. Éste nuevo método posee un coeficiente de variación muy bajo (CV= 0,7%), confiriendo una gran precisión y fiabilidad a la medida realizada.

La osteosonografía realizada en la metáfisis distal de la falange analiza tanto el hueso trabecular como el cortical. La mineralización ósea depende del grado de recambio óseo, y es conocido que éste es mucho mayor en el hueso trabecular que en el cortical, es decir, el hueso trabecular es más sensible a los cambios de mineralización que el cortical.

La osteosonografía ofrece una serie de ventajas con respecto a los métodos anteriores: la comodidad, su fácil manejo y la posibilidad de realizarse de modo ambulatorio; la buena correlación con densitometría por absorción de rayos X de doble energía (DEXA), que hasta ahora era el método más idóneo para el estudio de mineralización ósea; el alto grado de reproductibilidad con un bajo coeficiente de variación; la rapidez de la medida (puede ser tomada en 5 minutos); su bajo coste frente a las otras técnicas; y sobre todo, pensando en la población infantil, la total ausencia de radiación para el niño.

El periodo de la pubertad es una etapa clave para el desarrollo de un adecuado pico de masa ósea y lo importante que puede ser el conseguir a esta edad, el mayor pico de masa ósea posible con el fin de empezar a prevenir ya desde la edad pediátrica la futura osteoporosisdel adulto.

Por lo tanto hay qe intentar realizar una ingesta adecuada de calcio y otros minerales, así como de vitamina D y no olvidar que la actividad física promueve el desarrollo de unos huesos bien mineralizados. Con la ingesta diaria de medio litro de leche y el resto de la alimentación diaria, siempre que sea equilibrada, se adquieren las cantidades necesarias de calcio y vitamina D, así como con 20 minutos de exposición solar, que es importante para la síntesis de vitamina D.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!