Terrier Brasileño: el pequeño todoterreno

Terrier Brasileño: el pequeño todoterreno

Siempre en movimiento, alerta, activo y sagaz, el Terrier Brasileño se alza como una excelente mascota, hábil ratonero e incluso buen guardián.

A pesar de que el ‘apellido’ de este Terrier puede dar lugar a confusiones, lo cierto es que el origen de la raza no se encuentra en Brasil, aunque sí guarda relación con el país sudamericano. Más concretamente los culpables de la introducción del Terrier a Brasil fueron los jóvenes brasileños que estudiaban en universidades europeas a finales del siglo XIX. Años después, cuando regresaban a su país, muchas veces casados y con hijos, lo hacían también con un pequeño perro tipo terrier, los cuales se adaptaron rápidamente a la vida carioca y se empezaron a cruzar con ejemplares locales. Al cabo de unas generaciones, se estableció el fenotipo de la raza. Este pequeño ratonero es, ante todo, un perro alegre y enérgico. Son ágiles e inteligentes y llegar a adiestrarlos puede ser una tarea bastante sencilla. Son muy mansos con la familia, no les gusta quedarse mucho tiempo solos y son cautos con las personas que no conocen.

Cuidados

La lista de cuidados específicos para el Terrier Brasileño es corta o más bien inexistente, pues no requiere de ningún trato especial. Al tener el pelaje corto y tupido, basta con darles un cepillado de vez en cuando si queremos retirar el pelo muerto del animal. Por otra parte, son unos perros muy activos y necesitarán que les suministremos su dosis diaria de ejercicio. De este modo se portarán mejor, estarán más felices y al llegar a casa después de un buen paseo, se tumbarán a echar la siesta durante horas.

Terrier Brasileño: el pequeño todoterreno

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!