Beagle: cazador por naturaleza

Beagle: cazador por naturaleza

El Beagle es uno de los perros favoritos de los cazadores gracias a su inteligencia, vivacidad, resistencia e instinto innato.

Aunque los orígenes del Beagle son todavía desconocidos, se cree que fueron los romanos quienes los llevaron a Inglaterra para utilizarlos como cazadores de conejos. Una vez en la isla, los cruzaron con sabuesos del lugar. Está claro que el Beagle fue criado para vivir en el campo, perseguir presas y rastrear. Sin embargo, estos perritos se amoldan perfectamente a nuestros hogares. Buscan siempre complacer y son obedientes, aunque a veces cuesta un poco que cumplan las órdenes. De carácter alegre y equilibrado, el Beagle destaca por su inteligencia. No es un perro agresivo, y tampoco muestra timidez ante los desconocidos. Su herencia genética de sabueso le convierte en un perro independiente, extrovertido y, en ocasiones, terco, ya que suele perseguir e intentarlo hasta conseguir su objetivo. Como nota curiosa, debemos saber que muchos Beagles aúllan, lo que puede provocar problemas con el vecindario. El entrenamiento del Beagle necesita de un propietario firme, amable y constante. Es por esto que a lo mejor no es una raza muy recomendada como primer perro, quizás se necesite algo de experiencia previa con estos animales.

Cuidados

Su corta capa de pelo no necesitará excesiva atención. Bastará con un baño ocasional y un acicalado semanal, lo que incluye cepillado para mantener a raya los pelos sueltos y un corte de uñas cuando sea necesario.

Beagle: cazador por naturaleza

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar