Corgi: el pastor ‘mordisquitos’

Corgi: el pastor ‘mordisquitos’

Tradicionalmente estos perros eran utilizados para guiar el ganado, tarea que realizaban a base de darles pequeños mordiscos en las patas a la ovejas.

El Corgi se creó a partir de cruces entre distintas razas de perro pastor, pero todas ellas tenían una cualidad en común: sus patas eran cortas. Esta característica era muy apreciada por los pastores, pues de esta forma los perros podían andar entre el ganado y guiarlos a base de morderles las patas, práctica esta muy efectiva. Lo cierto es que el Corgi tiene una habilidad innata para el pastoreo; observarlo en plena acción puede llegar a ser todo un espectáculo. En casa, estos perros son unas mascotas alegres, astutas y divertidas. El entrenamiento del perro resultará muy entretenido y nos hará disfrutar con los juegos y ejercicios de adiestramiento. Les encanta nadar y practicar ejercicio.

Cuidados

El Corgi, al ser un perro rústico y duro, no requiere de excesivos cuidados específicos. Sin embargo, podemos cepillarlos de vez en cuando con el fin de retirar los pelos muertos. También disfrutarán con alguna escapada esporádica al campo, donde poder explorar la naturaleza y mantener el contacto con otros animales que le recuerde su genética de perro pastor.

Corgi: el pastor ‘mordisquitos’

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!