Adoptar un hijo

Adoptar un niño es el camino por el que optan miles de familias que, o no han podido tener hijos biológicos, o sienten la necesidad de ayudar a otros niños con una situación más complicada.

El proceso de la adopción satisface dos necesidades: la de la familia de dar cariño, cuidados y educación a un menor, y la del niño que podrá disfrutar de todo lo anterior en el seno de una familia. Si estás pensando en adoptar, sean cuales sean tus razones, hay un principio que debes tener en cuenta: la adopción se ha de realizar por el bien del niño.

Infórmate

Antes de iniciar cualquier trámite de adopción, es muy importante que te informes sobre los procedimientos que hay que seguir, a qué entidades tienes que acudir, que requisitos debes reunir, cómo funcionan las adopciones nacionales e internacionales o qué trámites legales debes seguir.

Cauces legales

El proceso de adopción debe ser llevado a cabo por profesionales que sabrán asesorarte y guiarte por este camino. Es imprescindible seguir los cauces legales no sólo para evitar el tráfico de niños, sino también para asegurar la buena resolución del proceso.

Tu hijo

Una vez que tengas a tu hijo en casa, tu nueva familia tendrá los mismos derechos que una familia biológica, no es un contrato que puedas deshacer. Será tu hijo con todos los derechos y todas las obligaciones.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!