Hablar del paro con los hijos

Perder el trabajo y encontrarse en paro no es una situación fácil para un adulto. ¿Hay que evitar que los niños se enteren? Os ofrecemos unos consejos para hablar de ello con las palabras adecuadas, sin dramatizar.

Explicarlo sin prisas y con tranquilidad

Es importante hablar con los hijos del paro, como de otras dificultades que puede atravesar la familia (un divorcio, la muerte de un ser querido…). Demasiado a menudo, los niños se enteran de los problemas al oír las conversaciones entre adultos. Entonces se enfrentan directamente con las consecuencias (problemas de dinero, dificultad para encontrar empleo…) que angustian al adulto y se angustian ellos también. Es fundamental dedicar un tiempo a hablar con el niño o la niña, explicarle el problema en sí, con palabras bien escogidas, a su alcance, y plantearle las soluciones que existen.

Desdramatizar

Hay que explicar al niño lo que puede comprender y lo que debe saber, pero sin entrar en detalles de la vida práctica (el INEM, las ofertas de empleo, las entrevistas…), ni en problemas de dinero, que no son de su incumbencia. El niño no puede hacer nada para resolver las dificultades sociales o económicas de los adultos. Esa impotencia solo puede causarle angustia. El papel de los padres es anunciar la situación tal cual es, sin esconderla, ya que afecta a toda la familia. Pero utilizando un vocabulario simple y desdramatizando: “Papá ya no tiene ese trabajo, pero con todo lo que sabe, seguro que lo contratan en otro sitio”. Entonces, el niño puede decir: “Está en el paro, pero mis padres saben cómo arreglarlo”.

Esperar a que el niño pregunte

No hay que adelantarse dándole toda la información y los detalles. Es mejor esperar a que el niño plantee sus propias preguntas. Solo en caso de que vaya más lejos y hable de problemas de dinero, de la perspectiva de quedarse sin su casa, etc. debemos dar más explicaciones. Existen libros para niños que tratan sobre este tema. Esos libros pueden ayudarnos a dialogar y a aprender a enfocar el problema, aunque no nos afecte de forma directa. Podemos decir a nuestro hijo que “hay mucho paro”, que es una situación que está viviendo mucha gente en este momento, explicar en qué consiste y cuáles son las soluciones. Sophie Coucharrière

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!