Sexualidad y embarazo

Sexualidad y embarazo

Durante el embarazo, la actividad sexual de la pareja puede cambiar. Los cambios físicos, especialmente el crecimiento del vientre, junto con los miedos y preocupaciones, hacen que el deseo se vea afectado.

Sin embargo, el segundo trimestre se caracteriza por la adaptación y la estabilidad. Por ello, suele aparecer de nuevo el apetito sexual. El orgasmo y el coito no interfieren en el desarrollo normal del embarazo. Tanto la bolsa de las aguas como el tapón mucoso ejercen una función protectora.

El orgasmo estimula y ejercita los músculos del útero y la pelvis, manteniéndolos flexibles. Hacer el amor aporta relajación y tranquilidad. Debido al aumento del tamaño del útero, será necesario buscar posiciones que resulten cómodas para ambos miembros de la pareja.

Esta etapa de la vida en común puede ser un buen momento para explorar nuevas formas de placer. Recuerda que las relaciones sexuales unen a la pareja y refuerzan la autoestima. Por eso, es importante cuidarlas. La comunicación será un elemento clave para adaptarse satisfactoriamente a esta nueva etapa de la vida.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Enfermedades de transmisión sexual y embarazo

    Enfermedades de transmisión sexual y embarazo

  • Sexualidad y embarazo

    Sexualidad y embarazo

  • Deseo sexual y embarazo

    Deseo sexual y embarazo

  • Relaciones sexuales en el embarazo

    Relaciones sexuales en el embarazo

  • Deseo sexual durante el embarazo

    Deseo sexual durante el embarazo

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!