Tu segundo embarazo

El segundo embarazo es diferente al primero tanto físico como emocional y psicológicamente. Se vive de distinta manera.

En el segundo embarazo, la madre tiene experiencia y eso es una ventaja, sabe lo qué la espera, conoce el proceso de la gestación y eso la permite anticiparse, planificase mejor, y experimentarlo con mayor tranquilidad.

Tras la primera gestación, los trastornos típicos del embarazo disminuyen, los tejidos son más elásticos, permanece la movilidad ósea, el cuello del útero esta más blando y el tiempo de trabajo de parto disminuye.

Es importante acudir de nuevo (o por primera vez) a las clases de Educación Maternal o Preparación al parto, para estar en contacto con otras embarazadas, tanto primíparas como secundíparas, para resolver dudas que hayan podido surgir en el nuevo embarazo, porque puede haber cambios en la actuación de los hospitales o en los cuidados perinatales, sobre todo, si existen unos años de diferencia entre el primer y el segundo hijo.

Aunque todo se desarrolla con más espontaneidad, puede ser la ocasión para conocer mejor el ambiente en el que vas a dar a luz, así como de "repasar" o aprender los ejercicios y las técnicas útiles para afrontar el parto con mayor seguridad y tranquilidad.

Parece que, con el segundo embarazo todo son ventajas y mejoras. Pero hay que tener en cuenta que también ven a pueden aparecer dificultades:

- La madre estará más cansada y podrá descansar menos de lo que lo hizo en el primer embarazo. Durante el primero, la madre podía tomar medidas para estar tranquila y descansar más y mejor. Sin embargo tener un niño pequeño y estar embarazada de otro, puede resultar agotador. En estos casos es importante contar con la ayuda de la pareja o de la familia, sobretodo en los últimos meses del embarazo cuando resulta más complicado atender al otro hijo debido al crecimiento del abdomen.
- Con dos hijos, la felicidad se multiplica por dos, pero también el trabajo y las cosas que hacer. Además, los celos o los temores del tu hijo pueden convertirse en un problema para la familia.
- Por otro lado, si el primer embarazo fue complicado o problemático, es probable que sientas miedo a tener que enfrentarte de nuevo a los trastornos o complicaciones del primer parto. En cualquier caso, en el segundo embarazo no tienen porque repetirse los problemas experimentados con el primer hijo. En realidad, cada embarazo es diferente.

Algunas ventajas del segundo embarazo para el trabajo de parto

• El parto suele ser más corto. El cuerpo ya ha pasado por todo el proceso una vez, y el cuello del útero ha perdido parte de su rigidez inicial, lo que facilita la dilatación (apertura) y borramiento (adelgazamiento) de éste, durante el periodo de dilatación.

• Las contracciones de Braxton Hicks pueden producir dilatación y borramiento del cuello uterino, y cuando la gestante ingresa en el hospital la dilatación uterina suele ser mayor. Esta ventaja ayuda a acortar la duración del trabajo de parto.

• Los tejidos del cuello uterino y la vagina son más elásticos a la presión de la cabeza del bebé, disminuyendo la cantidad de tiempo que se necesita para empujar al bebé hacia fuera.

• Muchas mujeres también dicen que los nueve meses pasan mucho más rápido la segunda vez. ¡Antes de que te des cuenta, comienzan los síntomas de Parto!

Ana Tejeda. Matrona

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!